lunes, 14 de diciembre de 2015

Columna San Cadilla Mural - 14 Diciembre 2015

Anuncios
¡Qué final!

Vaya desenlace ofreció anoche la Final de vuelta del torneo, con los Pumas de Memo Vázquez que sí, sí le circula la sangre para los que no la creían y los Súper-Tigres de Ricardo Ferretti.

Con remontada milagrosa, tiempos extras telenovelescos, un gol de crack europeo y un agónico empate en la agonía de la prórroga para llevar la definición del campeón hasta la tanda de penales.

En esa tanda y a pesar del "Tucamión", el trabuco norteño se coronó como el mejor equipo del Apertura 2015, aún cuando perdió el juego de vuelta 4-1 y dejar ir una ventaja de 3-0 del juego de ida.

André Pierre Gignac se erigió como el mejor jugador de la Liga y la contratación más destacada del año. El francés clavó 15 goles en su primer semestre y no duden que, ahora con el castigo sobre Karim Benzema, el goleador de los Tigres sea el titular en la Eurocopa de Francia 2016.

Extranjeros de esos que vengan mucho más y no importa que cobren 4 millones de pesos al mes.

Con los Pumas a pesar del heroico regreso y ganar 4-1 en tiempos extra, en los penales a Fidel Martínez le salió la maldición de Rafa Medina en CU y voló la pelota a la tribuna, y a Javier Cortés le tembló la puntería ante Nahuel Guzmán.

Por cierto, ¿ya saben cómo llora un Bebé Puma?, "Gignaac, Gignaac". Se pasan.

¡Fracasototote!

Que lástima que se nos acabó la Liga anoche porque ya ni en el Mundial de Clubes habrá para emocionarse, gracias al papelón que en la madrugada de ayer hizo el América en Japón.

Y no sólo por perder la ventaja de 1-0 que le dio Oribe Peralta desde muy temprano ante el equipo de maquiladores chinos del Guangzhou Evergrande, sino por la indisciplina interna que otra vez mostró el cuadro americanista, digno sello de la anarquía que permite Ignacio Ambriz en sus equipos.

Ahora los protagonistas fueron Rubens Sambueza y Darwin Quintero, cuando en plena discusión en la media cancha el colombiano le pegó un cabezazo en la quijada al argentino, debiendo llegar Paolo Goltz a separarles.

Acuérdense que con Ambriz, esas mismas escenas se vieron en la Semifinal de Liguilla ante los Pumas. O cómo olvidar la bronca en un entrenamiento entre Javier Güémez y un canterano, algo que Nacho lejos de reprender, dijo en plena conferencia que lo elogiaba y hasta les felicitaba. Ah no bueno.

No sé si Emilio Azcárraga piense lo mismo, porque ayer al tener anunciada la repetición del juego del América en el Mundial de Clubes a las 12:00 del medio día para quienes no lo pudieron ver en la madrugada, ordenó cancelarle y mejor poner una película de Vicente Fernández.

¿Llegará Nacho todavía como técnico americanista de regreso a México?

Andaba Pinto

El que andaba ahogando sus penas el fin de semana porque no entró en los planes del Atlas del "Cepillín" Gustavo Costas -no crean que yo ando de llevado, ya saben que así le dicen-, es el portero chileno que estuvo cepilladísimo en la campaña anterior.

Así es, Miguel Pinto no quiere perder tiempo y el sábado anduvo muy alegre en un barecito de esos donde las luces y las bebidas espirituosas, sacan a flote la verdadera personalidad.

El arquero no seguirá con los Zorros y está esperando una oportunidad donde sea, a estas alturas créanme que Pinto no le haría mala cara a ningún equipo del Ascenso MX. La cuál ya conoce.

Una felicitación

Y una vez que acabó la Final de anoche, aparece en el programa de En La Jugada, o en lo que queda de él, nada menos que el Director Deportivo del Monterrey, Duilio Davino, comentando y hasta felicitando al nuevo Campeón Tigres. No creo que a sus nuevos patrones les haya hecho mucha gracia esto y no me refiero a que todavía ande saliendo en la tele.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios