miércoles, 16 de diciembre de 2015

Columna San Cadilla Mural - 16 Diciembre 2015

Anuncios
Vueltas del futbol

Me parece que el "Pato" Araujo tenía toda la razón cuando salía en aquellos comerciales de TV recitando la frase "el futbol da revanchas, el sida no".

Y hoy no les voy a hablar de epidemias (¡cuídense todos, amiguitos!), sino de aprovechar las segundas oportunidades, como Jürgen Damm.

Es actual campeón de Primera División en Tigres y con un contrato millonario que desquita semana a semana, pero sigue siendo el mismo muchacho sencillo de cuando se abría paso en Tecos.

Precisamente esta historia data de aquellos tiempos en la UAG, cuando el entonces entrenador Manuel Vidrio se traía de encargo a este chavo.

Nadie sabe si le caía mal o qué había detrás, pero el técnico se manchaba con Jürgen con desplantes como hacerle comentarios hirientes en el vestidor o en plena cancha.

En una ocasión, Manolo le gritó delante de todos que no tenía condiciones para seguir jugando al futbol; claro, yo se los cuento bonito - porque esta columna no dice malas palabras, ni baila calmadas, ni escucha reggaetón- pero ya se han de imaginar el lenguaje y a Damm saliendo destruido del vestidor, llorando desconsoladamente y arrastrando su maletita y sus sueños.

En otra ocasión, todos estaban serios en una charla técnica y, de repente, un jugador experimentado hizo una broma que no le gustó a Vidrio y todos se rieron ¿Adivinen a quién fue el único que corrió de la junta? Sí, a Jürgen.

El martirio se acabó cuando cesaron a Manolo, el extremo comenzó a despuntar y pudo ser vendido a Grupo Pachuca, una institución que se caracteriza por tratar bien a los jugadores, que supo hacerlo crecer y luego lo vendió en un dineral a los Tigres.

Este veloz jugador no sólo no pierde el piso, sino que se ha vuelto más religioso; el domingo pasado, horas antes de la Final, participó en un video con sus compañeros Jorge Torres Nilo, Aarón Fernández y Enrique Palos que subieron a Facebook donde simplemente daban gracias a Dios por vivir ese momento.

Así que ya saben, nunca tiren la toalla ante nadie si están convencidos de su vocación.

Ah, por cierto ¿Qué fue de Vidrio? Dirige una academia de futbol en Texas.

El galán

Hoy por ser época navideña le vengo manejando las historias al 2 por 1, y por este lado les traigo una totalmente opuesta.

No sé si estén enterados, pero no son pocos los DTs que se quedaron con el chip de cuando eran futbolistas y se sienten todavía galanes de cine, radio y podología.

No les puedo decir nombres, porque prometí no hacerlo, pero hay uno que dirige en Veracruz y que exige a sus jugadores que le digan "Maestro" que encaja perfectamente en este cliché.

En una noche cualquiera de la ajetreada vida nocturna que ofrece el Puerto Jarocho, llegó a un restaurante a cenar y de inmediato detectó que había una mujer muuuuy guapa y mucho más joven que él.

Este técnico le estuvo mandando copas de una bebida espirituosa bastante cara, pero la dama las rechazaba una y otra vez; el señor, ya septuagenario, insistía hasta que ella se hartó.

Con el mismo mesero, le mandó a decir que se abstuviera, que ella traía el dinero para comprarse no solo una copa de ese licor sino toda la botella... ¡Tóóóóómala!

Oh ironías de la vida ¿adivinen quién era tan guapa señorita?... ¡la novia de Leiton Jiménez, su estrella de la defensa!

Como han de suponer, cuando se enteró al día siguiente, el colombiano quería ir a partirle la mandarina en gajos, pero pues el señor ya no está para esos trotes; sin embargo, la historia trascendió en el vestidor.

¿Ustedes creen que esto terminó aquí? ¡No! ¡Para nada!

Pese a que el dueño Fidel Kuri había asegurado a su afición que no saldría Leiton -uno de los favoritos de la tribuna- casualmente en el siguiente receso aceptaron una jugosa oferta de Tijuana.

Se hizo todo un novelón, Jiménez declaraba que deseaba quedarse en el Puerto, pero el propietario del equipo decía que él mismo había pedido salir.

¿Ustedes creen que haya sido casualidad? Yo aquí se las dejo.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios