lunes, 21 de diciembre de 2015

Columna San Cadilla Mural - 21 Diciembre 2015

Anuncios
En depresión

Así como hay alegría en las familias en estas épocas decembrinas, con posadas por aquí y por allá, regalos y saludos a los viejos amigos, para algunos también es tiempo de tristeza y reflexión, tal como le sucede a Héctor Reynoso.

Reynoso, quien fue en muchas ocasiones el capitán de las Chivas y su líder en la defensa central, está pasando por momentos de depresión muy cañones, ya que los Leones Negros, quien son comandados por Daniel Guzmán, le dieron las gracias y la directiva no le encontró acomodo en ningún otro equipo para el próximo torneo en el Ascenso MX.

El "Travieso" lo tuvo relegado a la banca todo el pasado campeonato, en el que los melenudos se quedaron fuera de la Liguilla, pero a pesar de eso, Reynoso está seguro de que aún tiene inteligencia, sentido de anticipación y potente disparo para seguir derrochando clase en las canchas a nivel profesional. Digo, de alguna manera tiene que darse ánimos el muchacho.

Por su bien, esperemos que Reynoso pronto pueda salir de ese bache anímico y que no ande destrozando su celular en peleas callejeras (así como lo leen), ya que recientemente fue papá por partida doble y aún tiene que buscar el sustento para sus bebés.

No cabe duda de que esa salida de las Chivas le partió su mandarina en gajos al capitalino, quien ya le había agarrado el modo a uno de los equipos más populares de la Liga MX.

Bueno, ya saben, por si alguien quiere contratarlo, está disponible y puesto para jugar.

Muy fieles

Ya saben que los seguidores del Atlas son punto y aparte. Sufridos, se ilusionan cada seis meses con sus Rojinegros y siempre terminan decepcionados, del equipo, los jugadores o los directivos.

¿A qué voy con todo esto? Pues la llegada de Rafael Márquez una vez más tiene muy prendida a La Fiel, que piensa que con el capitán la historia de los 64 años sin título terminará.

La mayoría de los seguidores de los Zorros no ha visto campeón a su equipo y vive de los capítulos como el que se dio el sábado, cuando unos 200 fanáticos fueron a recibir al aeropuerto a Márquez a la medianoche.

Viven de emociones y recuerdos como los del subcampeonato del Verano 99, cuando cayeron en penales contra el Toluca.

También alimentan esa pasión con pláticas de los jugadores famosos que han salido de la cantera o de las veces que le han ganado el Clásico a las Chivas.

Esperemos que en este Clausura 2016 la historia cambie, tal y como dicen uno de sus clásicos cantos: "La historia hay que cambiar".

¿Será?

Pórtate bien

Quien le dio una despedida calientita a Marco Fabián fue nada menos que Jorge Vergara, quien ya saben que no se anda con rodeos y dice las cosas como las siente.

Ahí les va. Ya saben que Marquito fue fichado por el Eintracht Frankfurt, de la Bundesliga.

Pues para pronto salió Vergara, el dueño de las Chivas, a decir que si se dedica y no se anda con tonterías, espera que Fabián ahora sí aproveche la gran oportunidad que se le presenta, pues tiene muchas posibilidades de triunfar.

¿Por qué ponen esa cara? ¿Acaso no creen en Fabián?

Ya me imagino cuántas veces le dijo Vergara al futbolista que se pusiera las pilas, que se dejara de andar haciendo cosas que no eran las mejores para su carrera, como salir en revistas de espectáculos con su novia actriz de Televisa o andar visitando lugares con lucecitas, de esos donde hay música a todo volumen y más de una bebida espirituosa.

Acá entre nos, la verdad es que también pienso que si Fabián se porta como profesional en Alemania (donde, por cierto, hay un mundo de cervezas), tendrá muchas posibilidades de convertirse en uno de los mejores mexicanos en el futbol extranjero.

Dicen que los que andan muy tristes por la partida de Fabián son los dueños de algunos barecitos y antros de Guadalajara. Los motivos los ignoro.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios