viernes, 18 de diciembre de 2015

Columna San Cadilla Norte - 18 Diciembre 2015

Anuncios
'El Nuevo'

Si Rayados repatrió a Aldo De Nigris, Ricardo Osorio, Luis Pérez, José Basanta y ahora a Walter Ayoví, los Tigres no se quisieron quedar atrás y dijeron: "Pa' reencuentro el mío", y véngase Héctor Mancilla.

"El parrandero y algo indisciplinado de Mancilla está de vuelta", dijeron muchos, y tienen razón. Se fue por eso y ahora lo regresan... ¡pos cóóómo!

Como no me quería quedar así, me fui metiendo al origen de su regreso. Se me hizo raro que quien lo corrió del equipo, sí, Ricardo pa' los cuates, acepte que el chileno vuelva. ¿Quieren saber por qué regresa Mancilla a los Tigres?

Como Héctor es Tigre de corazón, incluso hasta cuando fue corrido por Ricardo, se quedó con la espinita de retirarse con los colores que dice amar. Hace año y medio había buscado a Ferretti para que le diera chance de regresar. Le suplicó que lo dejara volver, y el "Tuca" le dijo: "Vete al caghajo, culegho, aquí no ghetoghnas".

A pesar de eso, Mancilla no perdió la esperanza y hace unas semanas buscó nuevamente a Ferretti y le habló directo, de jugador a ex jugador.

Le pidió una oportunidad más en la vida, le dijo que ya no es aquel que conoció, que ya no es parrandero, que ya no toma, que ya no hace escándalos, que es otra persona, que se duerme temprano, que toma lechita calientita y creo que hasta le hace caballito a su bebé.

Cuando sí lo impactó fue cuando le confesó que ya es Cristiano y que su vida había cambiado. ("Cristiano": o sea, que ya se volvió a la religión cristiana, no que juegue como CR7, obvio).

Pues no sé cómo le hizo... ¡pero lo convenció! Ferretti creyó en él y habló con la directiva para solicitarle que contrataran al "Nuevo Mancilla" (así le diré ya).

Que Ferretti tiene la certeza, la confianza y la seguridad de que el "Nuevo Mancilla" va a aportar mucho más que el tridente "Escroto-Uche-'Paleta'", que el chileno tiene disposición y empeño y que será una gran apuesta.

"Viene como un soldado, a acatar las órdenes de Ferretti, viene disciplinado y lo van a notar", me contó un Judas Felino.

"Fue Ferretti el que pidió que se fueran los 8 que ya no están, y le faltaron dos. A dos no pudieron colocar, pero la lista era de 10, porque le molestan los jugadores que se la pasan de lo lindo sólo cobrando".

¿Ya es seguro lo de Héctor?

Hasta anoche sólo faltaba un trámite, pero me dicen que Tigres estaría anunciando hoy la llegada de: ¡El Nuevo Mancilla!

Crisis rayada

La Pandilla del Cerro de La Silla está pasando por una crisis en todos los niveles.

Sé que nadie en el club, desde el jardinero hasta el más alto directivo, va a aceptarlo, pero eso es lo de menos.

La afición ya se dio cuenta de que esto no mejoró con apoyo, no mejora con paciencia y no mejorará actuando de la misma manera en que lo ha hecho.

El aficionado que viste de azul y blanco ya se hartó de los malos resultados del equipo, de que no clasifiquen, de que no armen buenos planteles, de que jugadores descarados admitan que le echaban ganas cuando querían y se relajaban cuando les daba la gana y de ver al rival planear y ejecutar tan bien que ya hasta campeón es.

A la afición Rayada la comienzo a ver como a la Tigre antes de que llegara el "Inge" Rodríguez y Miguel Ángel Garza. Antes de ellos, los dirigentes y técnicos estaban llevando al descenso al equipo.

Monterrey no vive problemas de descenso, pero sí de una enorme mediocridad que lo mantiene en la media tabla (tal vez eso sea peor).

¿Pero estará haciendo un buen análisis la afición de La Pandilla del Cerro de La Silla en esta crisis en que, perdón que lo diga, aún le queda por caer más?

Síganle...

El Chivo...

"¡Fuera Salvadooor!", "¡Que mueeera Luis Miguel!", ¡Ya corran a Salvadooor!". "¡Ya lárgate, Severo (Meza), y llévate a Zavala y Neri... ustedes son los culpables de todo!".

Por desgracia, el ser humano tiende a querer siempre encontrar en alguien (o en "alguienes", diría mi "Abuela la del Rancho") un culpable, y la mayoría de las veces es por un simple "no me gusta", más que un argumento sólido.

Quiero hacer una pregunta: ¿son realmente Severo, Zavala y Neri los culpables de las derrotas y de que el equipo no haya clasificado en 200 de los últimos 201 torneos?

Es cierto que estos jugadores anduvieron bajos de nivel, eso quien no lo acepte pues está mal, pero ¿por qué caían en ellos las críticas y los abucheos, siendo que eran suplentes y casi no jugaron en el torneo?

"Mira, uno como jugador tiene muy claro este panorama", comenzó la charla así mi Judas Pandilla, todo por celular, él desde la Riviera Maya y yo en mi oficina aquí en Washington entre Zuazua y Zaragoza, en El Norte.

"¿Por qué se agarraron a ellos solamente? Aquí el problema es de gustos. No le gustan a la afición. ¿Qué culpa tenían ellos si fueron suplentes?", me siguió comentando el Judas.

La afición, y es verdad, pidió a gritos que viniera "Tany" Mohamed. Antonio no era el candidato de Luis, eso es un hecho, pero de arriba, incluso por encima de José González Ornelas, vino la "recomendación" de que contrataran al "Turco".

Bueno, pues Antonio no ha podido levantar el barco y nadie señala su culpa, ¿por qué?, pues porque el aficionado lo pidió y cómo admitir que "nos equivocamos".

Como no pidieron a Carlos Barra ni al "Profe" Cruz, con ellos sí se manifestaron a la más mínima racha negativa, caso contrario a Antonio.

Y no es porque crea que deban hacerlo con el "Turco", no, para nada, pero volvemos a lo mismo: "Abucheo al que no me gusta, más que al verdadero culpable".

Síganle...

Luis-Mi

El caso de Luis Miguel Salvador es punto y aparte. Es delicado, incluso.

La afición rayada ha visto en él, mucho más que Severo, Zavala y Neri, al culpable de que Rayados esté así, pero ¿es realmente Luis-Mi el culpable de todo?

Ooobvio que sí tiene culpa, claaaro que por ser el presidente, el que debe cerrar negociaciones importantes, tiene su grado de culpabilidad, pero ¿sólo él?

Y no lo defiendo, una, porque no lo necesita y, dos, porque tampoco quiero hacerlo. Me vale su futuro, pero tampoco es como para que lo quieran linchar.

¿Es él el que decide en la institución?, ¿es Luis el que manda en todo?

Señores, las cosas arriba no cuadran como creen. El tridente "José González Ornelas-Luis Miguel Salvador-Antonio Mohamed" está muy lejos de funcionar en la operación como sí lo hizo el de "Funes Goli-Dorlan-Cardona".

No crean que la relación es la mejor. Los movimientos que se han hecho lo van indicando. La armonía es importante para que todo pueda moverse y ésta anda medio ausente en el Club Monterrey.

Con la mano en la cintura les puedo decir que Luis Miguel no es el único culpable.

Veo que quieren levantar firmas, poner panorámicos y hasta dos cartas les han escrito a los altos dirigentes de Femsa pidiendo la salida del actual presidente, y se entiende, pues el equipo no jala.

La afición tiene derecho a manifestarse, claaaro, sin duda, pero no quiere decir que tengan la razón en que Luis es el único culpable.

¿Y los jugadores que no se entregan?, ¿y los refuerzos que no han rendido?, ¿y el técnico que en 30 partidos sigue declarando que aún no encuentra la alineación ideal?, ¿y González Ornelas que no ha manifestado ese liderazgo que debe tener la institución?, y prueba de ello es la falta de mano dura ante distintas indisciplinas.

En este club falta una enorme conjunción de ideas. Luis Miguel tiene la suya, González Ornelas la suya y Antonio la de él.

Le traen a Luis a Duilio Davino sin que se diera cuenta. A Mohamed le traen jugadores sin saber si él los quiere y así puedo seguirle más y más.

Afición Pandilla, Severo, Zavala, Neri y Luis Miguel sí son culpables, sí, pero también los demás jugadores que flojean en la cancha, el DT que no le ha hallado, el directivo que no delega nada, y que quiere tener el control hasta de la compra de los clips y de las hojas papel bond.

Y me despido con mi tradicional: "No es un yo creo", no es una opinión... en un "así están pasando las cosas en el Club de Futbol Monterrey".

En Rayados, más que en cualquier otro equipo, aplica a la perfección: "¡Aquí no hay un culpable, aquí todos lo son!".

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios