martes, 1 de diciembre de 2015

Columna San Cadilla Reforma - 01 Diciembre 2015

Anuncios
La justicia contra Memo

No todo es miel sobre hojuelas para Guillermo Vázquez y su auxiliar José Luis Salgado en este fin de año.

A pesar de que a Memo deberían sobrarle razones para traer una sonrisa de oreja a oreja por haber revivido a los Pumas y conducirlos de nueva cuenta hasta Semifinales, la mera verdad es que no es así.

Aunque antes de que se me asusten pensando que ya se les lesionó Fidel Martínez, el asunto que me los tiene agüitados va más allá del campo.

Me cuentan que hace unos meses, Memo y Pepe se asociaron para poner una escuela de futbol en Temixco, Morelos, y la cosa marchaba de maravilla hasta que se les ocurrió despedir a uno de los trabajadores, sin pensar en que éste los iba a contragolpear.

Es por ello que de buenas a primeras el par fue demandado por despido injustificado, con lo que comenzó un largo y desgastante proceso en los juzgados de Morelos.

Y es que a nadie le gusta que le quieran sacar algo así como medio millón de pesos, por lo que Vázquez y compañía pusieron manos a la obra y también pelearon en los juzgados, pero con tan mala fortuna que acabaron por perder el litigio.

El pleito ya culminó y por ello a Memo y Pepe no les quedará de otra que sacar la chequera para cubrir los gastos, o en todo caso la autoridad está facultada para embargarles bienes, y diiicen que por ahí podría peligrar hasta el automóvil del técnico.

Ojalá y que en este torneo la directiva de Pumas se haya quitado un poco el estigma de ser marra y le haya ofrecido una buena prima al plantel por ganar el Apertura 2015, porque vaya que a Memo Vázquez le caería bien una lanita extra para afrontar sus "obligaciones" de fin de año.

Banca, por necesidad

A los miles de clubes de fans de Josecarlos van Rankin que se preguntan por qué el defensa de Pumas ya no fue titular en la vuelta de Cuartos de Final ante Veracruz, les comentó que no se debió a una baja de juego, sino por cuidados médicos.

Me contaron por ahí que el hecho de que el lateral derecho arrancara el partido en CU en la banca, donde se quedó los 90 minutos, es debido a que ha tenido secuelas de una infección estomacal que sufrió hace tres semanas, o sea, estaba bieeeen malito de la panza.

Recordemos que Van Rankin no jugó ante Querétaro por esta razón y reapareció ante América en la Jornada 17 y en la ida ante los Tiburones, partidos en los que fue reemplazado por Marcelo Alatorre, en la segunda ocasión apenas a la media hora y tras perder la marca en el tanto de Daniel Villalva que costó la derrota 1-0.

Ahora, diiicen que en esta ocasión se decidió que mejor se quedara en el banquillo por el tema de salud (y no por baja de juego).

Esperemos que para el primer duelo de Semifinales ya no tenga ningún problema y pueda recuperar su lugar en el 11 inicial.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios