martes, 8 de diciembre de 2015

Columna San Cadilla Reforma - 08 Diciembre 2015

Anuncios
Pequeño inconveniente

Vaya contratiempo pasaron los jugadores de Pumas el sábado pasado, y todo por el Tazón Azteca que se celebró en el Estadio Olímpico Universitario.

Debido a que el cubil felino estaba ocupado por el duelo de futbol americano entre las Selecciones de México y Estados Unidos, los auriazules no pudieron utilizar las instalaciones, sobre todo el vestidor.

Por lo tanto, el equipo tuvo que irse directo de su hotel de concentración a Cancha 2 para hacer la última sesión previa al juego ante América del día siguiente.

Una vez terminado el entrenamiento, jugadores y cuerpo técnico fueron de regreso al autobús que los llevaría otra vez al hotel, donde se darían el respectivo baño para quitarse todo el sudor que les dejó la práctica, con el "alto precio" de tener que soplarse los olores de los compañeros en el camino.

Ni modo, eso pasa cuando se comparte estadio con otras disciplinas con tal de engrandecer a la UNAM.

La iniciativa de Fassi

Mientras allá en Córdoba, Argentina, todo es felicidad por el reciente ascenso del club Talleres a la Segunda categoría, hay un detalle que ha hecho a su directiva redoblar esfuerzos.

Dicen que el grupo encabezado por Andrés Fassi apunta a una renovación en el aspecto deportivo, pero también en el plano social, en lo que respecta a las famosas hinchadas.

Consciente de que en Argentina los barristas no dudan en presumir su poder y de que algunos de estos grupos incluso tienen injerencia en las decisiones de algunos clubes, los altos mandos de Talleres pretenden devolver al futbol argentino la paz en las gradas.

Es por ello que ya han tenido acercamientos con las autoridades policiacas de Argentina, ya que el fenómeno es tan grande que, de no haber una coordinación entre todos los niveles de gobierno y los clubes, simple y sencillamente estos grupos seguirán haciendo de las suyas.

Habrá qué ver si Fassi logra el apoyo, sobre todo por los múltiples intereses, incluso políticos, que hay detrás de las hinchadas.

Sacan a pasear a sus glorias

Para conmemorar la "mayoría de edad" de Cruz Azul sin ser campeón de Liga, me cuentan algunas leyendas de La Máquina que gente cercana al equipo se los va a llevar de "gira" por el País para ofrecer algunos partidos de exhibición... O al menos eso les prometieron.

Lo cierto es que en la presentación del libro que resalta los 50 años de la institución se reunieron algunas de las glorias cruzazulinas que participaron en el mentado campeonato del Invierno 97, así como en la Final que, para iniciar su leyenda perdedora, les arrebató Pachuca dos años más tarde.

Dicen por ahí que en la gira hasta podría participar Mauro Camoranesi, aunque el único nombre que no escuché fue el de Carlos Hermosillo, raro, pues el "Grandote de Cerro Azul" fue quien les dio su último título, pero al parecer en el seno de La Noria, es persona non grata.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios