jueves, 17 de diciembre de 2015

Columna San Cadilla Reforma - 17 Diciembre 2015

Anuncios
Quiere Rafa al Atlas

Y ahora que en Guadalajara se frotan las manos por el posible regreso al Atlas del hijo pródigo Rafael Márquez, dicen que el asunto trae cola.

Cuentan que a sus casi 37 años, el defensa central ya está planeando su retiro futbolístico y no encuentra mejor lugar que hacerlo en un equipo tan simbólico para él.

Peeero... dicen las malas lenguas que una vez que el futbolista cuelgue los botines, entonces quiere comenzar una nueva etapa como dueño del Atlas, en una fórmula en la que iría con el cantante Alejandro Fernández y el ex jugador Bruno Marioni, aquel que fuera goleador con Pumas e ídolo de los atlistas por tomarse una chela que le aventaron los chivas hermanos en un Clásico Tapatío cuando "Barullo" jugó para los Zorros.

Me queda claro que, en caso de que se cumpla esa ecuación, el problema no será de dinero, sino por convencer a TV Azteca de deshacerse de su niño más mimado, toda vez que apenas tomó al Atlas, la televisora no dudo en hacerle el feo a su primer hijo, Monarcas.

La novela Medina

Vaya lío el que se armó con el arribo de John Stefan Medina al Pachuca.

Si bien el central colombiano del Monterrey fue intercambiado por Miguel Herrera Equihua, quien pertenecía a los Tuzos, hubo un detallazo que enrareció todo.

Y es que allá en Pachuca corrió la versión de que Medina había terminado contrato y era libre como el viento, lo que hizo temer que la transacción se cayera, porque pese al interés de los Tuzos, el colombiano empezó a dejarse querer y a sus oídos llegó el canto de las sirenas.

Pese a que inicialmente el central viajó a Tuzolandia para presentarse con su nuevo club, en el que se realizó los exámenes médicos de rigor y hasta participó en uno o dos entrenamientos, casi al mismo tiempo surgieron versiones de que el mismísimo River Plate, campeón de la Copa Libertadores, echó el ojo al cafetalero.

Pero eso no es todo, porque además le llegó el "run run" de que, como Rafa Márquez ya anda negociando volver al Atlas, pues hasta el Hellas Verona le habría coqueteado a Medina.

Cuentan que a Medina le brillaron los ojitos al conocer dicha opción y se la hizo cansada a los Tuzos, al grado de ponérsele al brinco al "Pacto de Cuatreros", sin importarle que luego nadie lo quisiera fichar.

Sin embargo, toda la novela terminó con el anuncio de que siempre sí se queda en Pachuca, tal vez alimentada porque de Monterrey dicen que el muchacho aún tenía dos años más firmados con Rayados.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios