miércoles, 23 de diciembre de 2015

Columna San Cadilla Reforma - 23 Diciembre 2015

Anuncios
¿Seguirá siendo Pabellón Joseph Blatter?

Mientras al Comité de Ética de la FIFA no le tembló la mano para sancionar a quien fuera presidente del organismo durante 17 años, habrá que ver si en Pachuca también le ponen músculo al asunto.

Y es que los Tuzos tienen al Pabellón Joseph Blatter como uno de sus edificios insignia, creado para potenciar el alto rendimiento de los futbolistas, y que fue inaugurado con bombo y platillo por el suizo en 2009.

Desde que estalló el escándalo en la FIFA hace unos meses, en Pachuca no han querido pronunciarse sobre los trapitos al sol que le han ido saliendo a Sepp, y hasta hay quien se ha indignado ante la pregunta sobre la chance de cambiarle de nombre al Pabellón, dado el impresionante desprestigio que hoy acarrea cualquier cosa que tenga a su lado el nombre Joseph Blatter.

La Universidad De Montfort le retiró ayer el doctorado honoris causa que le había dado al dirigente en 2005. Las causas por las que esta institución de Leicester, en Inglaterra, le había dado el título a Blatter hoy suenan patéticas: "Por ser un directivo con visión, ético y profesional. Son estas cualidades que han impulsado al desarrollo del deporte para llegar a la posición internacional que ocupa en la actualidad".

Y mientras esto pasa en Europa, en la Bella Airosa los Tuzos se han aferrado a la lealtad de quien tanto los apoyó, al darles incluso el aval para El Salón de la Fama, pese a que Blatter sea hoy uno de los personajes investigados por corrupción, y con todo y que lo hayan suspendido ocho años de toda actividad relacionada con el futbol.

Vacaciones japonesas

El viaje del América a Japón no fue en vano, al menos no para todos.

Cuentan que, a pesar del papelón que el club azulcrema se aventó en tierras niponas, algunos de sus integrantes aprovecharon el viajecito y la pronta eliminación para turistear unos días en aquellas tierras lejanas.

Ese fue el caso de Andrés "El Rifle" Andrade, Rubens Sambueza y Darwin Quintero, quizás estos dos últimos para liberar un poco la tensión.

Y es que si hubo una escena por la que el América dejó huella en Japón, si es que cabe el término, fue aquella en la que el colombiano le soltó un cabezazo a "Sambu", quien le recriminó haber perdido el balón en aquella jugada que derivó en el gol del empate del Guangzhou Evergrande chino.

Quizás aprovechando que no hubo sanciones económicas por parte del América, Darwin sintió aliviado su bolsillo y pudo darse sus lujos allá en Japón.

Dicen que "Sambu" también la pasó de lo lindo, y pues como no fue capaz de jugar ante el Barcelona como todos esperaban, al menos sí se fue a disfrutar con su familia de la Final del Mundial de Clubes, y hasta pudo platicar con Javier Mascherano, con quien debutó con River Plate en el ya lejano 2003.

No cabe duda de que eso es saber sacarle jugo a la desgracia.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios