lunes, 28 de diciembre de 2015

Columna San Cadilla Reforma - 28 Diciembre 2015

Anuncios
Moraleja auriazul

Durante la tétrica quincena de Semifinales y Final, la mayor parte de la afición de los Pumas conoció el infierno cuando la directiva anunció que para el partido en CU ante el América habría sólo 8 mil boletos en venta, y lo peor, que para la Final ante los Tigres no habría boletos disponibles, pues ya todos los había engullido la "Comunidad Universitaria".

En ese par de semanas les platiqué a detalle cómo es que el aficionado "de a pie" de los felinos se quedaría sin boleto o tendría que pagar miles de pesos por uno, por la mecánica con la que el Club Universidad dispone de las entradas para sus partidos en el Olímpico Universitario, la cual no le obliga a poner absolutamente nada en manos de Ticketmaster.

Lo que no platicamos hace quince días es de la moraleja de la historia, la cual tiene una solución súper sencilla y que nadie, en todos los debates en medios o redes sociales, mencionó en ningún momento y se resume en una sola palabra: abono.

Desde hace ya muuuchos años, Pumas pone a disposición de su afición un abono que puede adquirir por año, si tiene una lanota en el verano, o por torneo, si le es más cómodo administrar así su dinero.

El abono de Pumas, a diferencia de los de muchos clubes, no se limita a los partidos de Fase Regular de cada torneo, sino que incluye tooodos los juegos como local de los auriazules, entiéndase Liga, Copa, torneos internacionales y ¡la Liguilla!

Cerca de donde se escriben estas líneas, un puma de corazón abonado de hace años festejaba a principios de noviembre que su equipo al fin jugaría una Liguilla con chances de superar los Cuartos de Final, que habían sido su límite las últimas dos veces que había entrado.

Después se le veía la carota de orgullo, pues mientras sus correligionarios y los Pumas de ocasión sufrían por una entrada para Semis y la Final, él tenía su credencial que le daba derecho a entrar como Pedro por su casa al estadio.

Hay quien cree que es una tontería gastarse en julio 4 mil 790 pesos -precio del abono en planta alta para todo el año futbolístico-, cuando no se sabe qué va a hacer el equipo en los dos torneos.

Pero luego de ver la histeria y hasta desesperación de quienes fueron comprando sus boletos cada 15 días y al final se quedaron sin entrar o gastaron casi lo mismo que les habría costado el abono para colarse a la Semi y a la Final, creo que no necesito decirles que, si no quieren pasar nuevamente por ese calvario, ahí está la solución.

Moralez de verde

Como el argentino Mauro Boselli ya es mexicano, pues en León anda felices buscando otro extranjero.

Tenían varios jugadores en la mira incluido el ecuatoriano, Miller Bolaños, sueño de muchos directivos, pero pesadilla cuando ven cuánto cuesta.

Por ello, Jesús Martínez Jr. anda negociando con el Atalanta italiano para que le suelten al también argentino Maximiliano Moralez.

De este volante se hablan muy buenas cosas, y ¿cómo no? Si está en Europa desde 2011.

Las cosas van adelantadas, ya hubo oferta sobre la mesa y falta que la acepten.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios