sábado, 5 de diciembre de 2015

Ni tan Diablos abajo

Anuncios
México, Monterrey, sábado 05 de diciembre del 2015

Para avanzar a la Final del Apertura 2015, Tigres puede empatar o ganar, pero en cualquier caso está obligado a anotar goles, y enfrente tendrá a un Toluca que se ha mostrado vulnerable defensivamente jugando en su casa, el Estadio Nemesio Díez.

Los Diablos Rojos figuran entre los equipos más goleados jugando en casa este torneo, luego de haber aceptado 14 anotaciones en 10 partidos disputados en el llamado "infierno", incluyendo Liguilla.

Los choriceros aceptaron gol en nueve de los 10 partidos que han jugado como locales en el Apertura 2015 y en el único que mantuvieron su portería en cero fue en el juego de vuelta de los Cuartos de Final, cuando ganaron por 1-0 contra el Puebla.

Sólo el Santos (18), Atlas (16) y el Pachuca (15) han aceptado más goles que el Toluca jugando en su casa, una estadística que hace albergar alguna esperanza a los felinos.

Esta vulnerabilidad choricera podría ser algo que los felinos dirigidos por Ricardo Ferretti podrían aprovechar para conseguir un triunfo o un empate con goles (1-1, 2-2, 3-3, etc.), que son los resultados que les darían el pase a la Final.

De hecho, de los 10 partidos que ha jugado el Toluca en casa, cuatro de ellos arrojaron resultados que le darían el pase a Tigres. Los choriceros perdieron tres veces y empataron otro juego 1-1, marcadores que les servirían a los felinos.

Los Tigres viajarán a una cancha en la que sólo han sufrido una derrota en sus últimas cuatro visitas.

Lo más peligroso que tiene el Toluca es su ofensiva, que ha marcado 36 goles en 20 partidos, incluyendo Liguilla.

El conjunto choricero es el equipo que más goles anota como local, con 21 goles, es decir, promedia más de dos goles por juego.

Aunque los Tigres se han mostrado sólidos defensivamente en todo el torneo, en el que han aceptado 17 goles en 20 juegos y sólo seis jugando como visitante.

Así, los Tigres mantienen la ilusión de alcanzar su tercera Final en los últimos 12 meses, porque han jugado una de Liga y otra de Libertadores, ante un Toluca que buscará llegar a su primera Final con José Cardozo como director técnico después de tres Semifinales de Liga perdidas.

¿HABRÁ SEXTO MALO? 

Si hay un equipo al que el Toluca le tiene tomada la medida ése es Tigres. 

Los Diablos Rojos han acumulado 450 minutos sin recibir gol de los felinos, que no le anotan al conjunto choricero desde la última jornada del Apertura 2014, cuando un gol de Damián Álvarez en tiempo de compensación le dio a Tigres el pase a la Copa Libertadores. 

Desde aquella noche del 22 de noviembre, mexiquenses y regios se han enfrentado en cinco ocasiones, tres de ellas en Semifinales, en las que los auriazules se fueron en blanco. 

En cuatro de esos cinco partidos, el resultado fue 0-0 y el único juego que arrojó un ganador fue el Toluca que venció a los Tigres por 1-0 en la primera jornada del actual torneo del Apertura 2015. 

Algo nuevo deberá intentar el equipo dirigido por Ricardo Ferretti, al que el entrenador choricero, José Cardozo, parece tener bien estudiado. 

Además, Tigres no se ha caracterizado por su "punch" fuera de casa. La de los felinos es una de las peores ofensivas fuera de casa con sólo nueve goles anotados en la misma cantidad de partidos, incluyendo Liguilla. 

Su goleador, el delantero francés André-Pierre Gignac, lleva 13 goles en total, entre Liga y Liguilla, pero sólo tres en campo ajeno.

El galo anotó contra el América, el Veracruz y los Jaguares, aunque cabe mencionar que en todos esos juegos ganaron.

Por: Fernando Vanegas 
Anuncios