miércoles, 9 de diciembre de 2015

Una zaga de jerarquía

Anuncios
México, Monterrey, miércoles 09 de diciembre del 2015

La zaga que ganó con Tigres el título del Apertura 2011 y que un torneo antes implantó la marca de menos goles recibidos en fase regular es la misma que intentará neutralizar a Pumas en la Final. 

Sin cambios desde que llegó Ricardo Ferretti por tercera ocasión al equipo, en el 2010, la defensa felina es sinónimo de solidez y en esta Final busca ratificarlo. 

Con sólo un gol recibido en cuatro partidos de esta Liguilla, la defensiva auriazul le está dando confianza a sus delanteros y dejando claro por qué es la línea consentida del "Tuca". 

Liderada por Anselmo Vendrechovski "Juninho" y conformada por Hugo Ayala, Israel Jiménez y Jorge Torres Nilo, además de José Rivas, la zaga es inamovible para el técnico auriazul. 

Fue la que conquistó el título que rompió una sequía felina de 29 años y la que busca lo mismo en este Apertura 2015, en donde terminó como la mejor del torneo. 

"Nunca me había pasado (estar tanto tiempo con los mismos compañeros) y el otro día hablaba precisamente con Israel que desde que llegamos aquí hace cinco años y medio nos hemos mantenido los cinco, Israel, 'Pechu', Hugo, Rivas y yo, claro que han llegado otros jugadores, pero los que nos hemos mantenido somos nosotros", dijo Juninho.

"Pero más que nada es porque hemos cumplido con lo que se requiere dentro de la cancha, creo que nos entendemos muy bien. Sabemos lo que quiere el 'Tuca' de nosotros, entendemos nuestra función y siempre muy auxiliado por nuestros compañeros, porque una buena defensiva no somos sólo los cuatro atrás, una buena defensiva es formada por los 11 jugadores".

Con esta defensiva, el equipo conquistó su tercer campeonato de Liga en el Apertura 2011, ganó la Copa Clausura 2014, peleó la Final del Apertura 2014 y de la Copa Libertadores 2015. 

Durante la primera pretemporada desde su tercer regreso a Tigres, previo al Apertura 2010, Ferretti dijo en plática informal que un entrenador lo primero que hace al llegar a un equipo es construir sobre lo ya cimentado. 

Sin embargo, al "Tuca" le tocó escarbar mucho, había poco y nada luego de la penosa etapa de Daniel Guzmán con la institución y le tocó empezar a edificar desde los cimientos. 

En el último torneo del "Travieso" el equipo recibió 26 tantos. 

Los primeros ajustes fueron claves y prácticamente "Tuca" no tuvo errores. El equipo compró a Ayala y a Torres Nilo; también trajo a Juninho, quien jugaba en Corea, y le dio todo el respaldo al canterano Jiménez. 

Rivas, a quien ya conocía, se convirtió en el relevo de lujo en la zona baja. 

Luego de cinco años y medio, la defensa de Tigres es la misma y tras un título de Liga, otro de Copa y llegar a una Final de Copa Libertadores, quiere tener una segunda Liga en su currículum, para meterse de lleno en la historia de oro de los Tigres.

Por: Érick Rodríguez
Anuncios