lunes, 25 de enero de 2016

Columna San Cadilla Mural - 25 Enero 2016

Anuncios
Paraguas

Se jugó una jornada más de la Liga y las Chivas de Matías Almeyda siguen sin saber lo que es ganar.

Ahora le compitieron por un momento a los flojerosos campeones Tigres, que aún perdiendo 1-0 en el primer tiempo se notaron consentidores, sin acelerar a fondo. Algo clásico en los equipos de Ricardo Ferretti.

De no ser por Nahuel Guzmán, el héroe del partido para los tapatíos, aquí les estaría hablando de otra cosa y no de un empate.

Gracias a esos osotes del seleccionado argentino, las Chivas de Almeyda evitaron la derrota, pero ayer en la conferencia ya se notó a un técnico con preocupación por la forma en la que, según él, se evalúa su trabajo y a su equipo.

En realidad sus Chivas denotaron otra vez debilidad defensiva y un ajustado plantel, sobre todo ante un rival como Tigres.

Es verdad. No tener a Jair Pereira ni a Oswaldo Alanís es mucha desventaja.

Y eso que no jugó francés Andre-Pierre Gignac, a quien, según me contaron, algún maldoso le puso algo al desayuno para que le diera un cólico que le impidió jugar.

En el discurso final de ayer, en algo que quizá algunos puedan interpretar como abrir el "Paraguas", Almeyda mencionó que las campañas que generen los medios son escuchadas por la afición y eso provoca que en el análisis no se vea que las Chivas están jugando para llevarse todos los puntos.

Hoy, las Chivas sólo tienen 3 de 9 puntos disputados. Tienen 6 partidos sin ganar en la Liga y lo que es peor, 6 juegos recibiendo gol.

Esos, más que una campaña, son los fríos y crudos números.

Acuerdo con Chepo

El que ya puede estar tranquilo y hasta ser elegible para dirigir este mismo torneo es nada menos que José Manuel de la Torre.

Tras semanas de duras y tensas negociaciones con los abogados de las Chivas, finalmente Chepo acordó ya su liquidación por el despido que sufrió en septiembre del timón del Rebaño. No le pagarán los 3 millones de golpe, pero sí acordaron en que le irán dando abonitos programados.

De esta manera, De la Torre retiraría su controversia y el club le otorgará su finiquito, con el que podrá dirigir con quien sea.

Ya les había contado que el nombre del ex seleccionador está entre los que son bien vistos en las oficinas de Televisa, sobre todo al ser un técnico formado por el América.

Y como Nacho Ambriz solito se autoprogramó ya a tener una semana tormentosa a partir de hoy, pues no duden que, si pierde en Sinaloa el sábado, Chepo tome fuerza para entrar en su lugar.

¿Se lo imaginan de regreso en el Omnilife en la fecha 10?

Lo quieren para el Centenario

La situación se pone cada vez más complicada para Guillermo Ochoa, quien ya está entrando en la desesperación por la falta de minutos en la Liga Española, con el Málaga, y no es para menos, porque no se ve para cuándo le puedan dar oportunidad de defender la portería, donde Carlos Kameni es amo y señor.

El sábado no importaba cuántos golpes se llevaba en el juego contra el Barcelona, el portero camerunés se levantaba una y otra vez para detener los embates culés.

En el tema familiar, Ochoa está mejor que nunca y eso es lo único que lo consuela y le da fortaleza para seguir haciendo alarde de paciencia. Pero por ahí me enteré de que le andan coqueteando para que se anime a volver a México.

Pero ojo, no se trata de cualquier equipo, sino del que lo vio nacer como portero.

Así como lo leen. Ochoa es una de las ideas que trae en mente la directiva del América para darle algo a su afición.

Y más cuando justo en los 100 años del equipo, el plantel vive una crisis de identidad, al tener a muy, pero muuuy pocos jugadores surgidos de la cantera azulcrema.

Si ya Memo estaba en mente de los directivos, ¿se imaginan después de ver los osotototes de Moisés Muñoz el sábado contra el Pachuca?

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios