viernes, 1 de enero de 2016

Columna San Cadilla Norte - 01 Enero 2016

Anuncios
Tienen buen ojo

¿Qué tienen en común el mejor jugador de América, el goleador de la Copa Sudamericana y el mejor jugador de la Liga de Paraguay?

Pues que todos ellos pertenecen al Club de Futbol Monterrey. No es broma, ni es madreada.

Carlito Sanche, el uruguayo que La Pandilla del Cerro de La Silla amarró desde antes de que jugara el Mundial de Clubes fue elegido como el "Rey de América".

N'mbre ya me imagino en las oficinas del club, bueno, no en las oficinas porque andan de descanso en estos días, pero más de uno habrá respirado hondo, aliviado, porque por lo menos ganarán algo de crédito por esa contratación.

Y es que aunque el equipo se sigue viendo desbalanceado, ya por lo menos pueden argumentar por tener "buen ojo", luego de haber traído a un jugador reconocido internacionalmente.

Ahora sólo falta que aquí "El Pato" también funcione como lo hizo en River Plate.

Porque es muy diferente jugar en un equipo que ganó casi todo el año pasado a tratar de triunfar en uno que está en "reestructuración" como dijeron sus directivos hace más de dos años. Y a las pruebas me remito.

Les va bien... afuera

Así como a Sanche le fue bien en el River Plate antes de venir a La Pandilla, pues también les digo que hubo otros jugadores que pertenecen al Monterrey y que brillaron, pero ¡lejos del club!

Le pasó a Wilson Molero, perdón, Morelo, que fue el goleador de la Sudamericana con el Independiente Santa Fe (metió 5 goles), con el que fue campeón de ese torneo, de la Liga y la Superliga de Colombia. Lo ganó todo, pero aquí fracasó.

Allá la rompió, como dirían los sudamericanos, y ahí viene de regreso a México para jugar con los Dorados.

Pero no nada más a él le fue bien, ¿me creerían que Juan Rodrigo Rojas fue el mejor jugador de Paraguay en tooodo el 2015?

Sí, yo también puse los ojotes esos del WhatsApp, Rojitas, ¡el mejor jugador de Paraguay! Y no lo digo yo, fue por votación de un periódico de allá. Y también fue campeón de la liga paraguaya.

Total, que como que Rayados no andaba tan perdido o de plano éstos sacaron su mejor versión en otros lados y aquí no supieron qué hacer con ellos.

OJO, no estoy comparando la calidad de los jugadores, sino la situación.

¿Dónde está el error?

Pues a Rojitas, Carlito Barra prácticamente lo sacó de su posición y lo obligó a jugar de contención y pues, Morelo, la verdad que ése aquí nunca se halló, para colmo falló aquellos penaltis contra el Pachuca en la Copita y su salida fue casi natural.

En el club le siguen echando la culpa a la presión que los medios y la afición pusieron sobre el jugador. Pero no dicen lo mismo cuando se hablaron maravillas de otros jugadores cuando recién llegaron y que tampoco funcionaron.

O sea, el rendimiento de un jugador no se basa sólo de las buenas vibras de medios y afición. Pero bueno, eso creen algunos.

La bronca es que no son los únicos dos casos de jugadores a los que les va mejor afuera que acá. Para sumarle al exitoso año de jugadores de Rayados que no juegan en los Rayados, hay que mencionar a Alexander Mejía y Yimmi Chará.

Los dos llegaron bien arropados al Monterrey, pero se fueron por la puerta de atrás. En Colombia, fueron titulares y figuras del Atlético Nacional campeón.

Insisto ¿dónde está la falla?

Sí, una cosa puede ser el nivel de la Liga, pero de todos ellos, llama la atención que ninguno haya jalado acá. Los visores y los de "inteligencia deportiva" del club tienen tarea. Así como acertaron con Edwin Cardona, deben "atinarle" más seguido.

Con el que sí parece que fallaron gacho todos fue con el ecuatoriano Marlon de Jesús. El moreno lleva como 20 mil equipos en los últimos dos años, en ninguno rinde y ahora jugará en El Nacional de su país.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios