lunes, 4 de enero de 2016

Columna San Cadilla Norte - 04 Enero 2016

Anuncios
Los Gignac

Dejaremos por ahora en paz a La Pandilla, sí, la del Cerro de La Silla, y hablemos un poco de los Tigres.

Y el tema obligado es el clavado de Gignac que primero vimos todos con gracia, pero luego recordamos que fue como si te subes a la azotea de tu casa y avientas 8 millones de dólares.

Después de asombrarnos lo primero que podemos decir es: "Niños, no hagan eso en su casa". Hay que recordar que el francés es el nuevo ídolo de la hinchada de Tigres, sobre todo de chavillos, adolescentes y chavorrucos.

Después de pensar eso la siguiente pregunta fue: "Sanca, ¿lo van a regañar?", y la respuesta es: más que un regaño habrá o hubo un llamado de atención.

¿Que merece más que eso? ¿Una multa, por ejemplo?, pienso igual, porque puso en riesgo algo que es un activo del Club, pero ni ustedes ni yo somos directivos de Tigres.

Me cuenta mi EuroJudas que en Tigres saben de la naturaleza aventurera de Gignac y el clavado de Año Nuevo o el salto en los Cenotes de la Rivera Maya son vistos como parte de los riesgos calculados de traer a un "loko" como el francés.

Así son los Gignac, les digo "los" porque el que se avienta detrás de él, según se vio en otro video, es el carnal de André-Pierre, no Sobis, como muchos pensaron por el parecido.

Y para explicar mejor la postura de Tigres sobre las locuras de Gignac, una frase del Richi, un compa que está igual de lurias que Gignac: "Sin temor a la aventura... por eso llegó a Tigres".

PD: ¿Y si cae mal? ¿Les vale Queso?, no creo.

Jaiba Brava

Del 2000 para acá, Toluca y Pachuca llevan cuatro títulos de Liga cada uno, Pumas y León han sido bicampeones y el América no ha dejado de ganar títulos, pero también está la irrupción de los equipos del Norte.

Santos y Rayados llevan tres de sus cuatro títulos, Tigres dos de sus cuatro y Tijuana el que tiene.

Las nuevas generaciones deben saber que antes no era así. Santos no existía en los 80, Tigres como si no existiera y Rayados sólo apareció en 1985.

En esa época el equipo del Norte que daba miedo era el Tampico-Madero y no fue campeón por una voltereta muy rara en aquella Final del PRODE 1985, en tiempos de Televisa, el PRI y los sindicatos petroleros.

Tras rosar la gloria de la mano de los petroleros, la Jaiba Brava se fue escondiendo cada vez más en la arena, pasó por muchas manos hasta que nadie la quiso agarrar.

Reaparecen

Para muchos, el Tampico-Madero reapareció el sábado pasado con el lleno en el Estadio Tamaulipas en el partido contra el Atlas que sirvió de homenaje a Rafa Márquez, pero lo cierto es que ha sido así en el último año.

La Jaiba Brava tuvo un promedio de asistencia de 18 mil 900 aficionados la temporada pasada en un estadio con capacidad para 25 mil. Son entradas que ya quisieran muchos equipos de Primera División.

La ilusión en el Puerto Jaibo por su equipo renació con la llegada al equipo del Grupo Tecamachalco, el mismo que está al control de los Alebrijes de Oaxaca del Ascenso MX ,que ya jugaron una Final de Copa contra Tigres.

La raza tampiqueña se dio cuenta de que la directiva encabezada por Javier San Román iba en serio y le dieron su voto de confianza ante la promesa de regresar al equipo a Primera División a mediano plazo.

Su idea es dar pasos seguros y no dejar al equipo tirado al primer intento fallido de éxito.

Cerca

En esta temporada, los Jaibos se quedaron cerca del primer objetivo de llegar a la Liga de Ascenso, pero fueron eliminados en Semifinales por el campeón Potros UAEM.

Los Tigres también fueron campeones, pero en la División Talentos, donde no hay ascenso, a diferencia de la Premier, que es en la que compite el Tampico por volver a ser el de los 80.

El goleador del equipo dirigido por el ex jugador del Atlante, Mario García, fue Abraham Ávalos, y traen jugadores de la cantera de Tigres como Antonio Arreguín, Alan Cortinas y Emanuel Segura.

Para el Clausura 2016 se han reforzado con el defensa colombiano David Álvarez Agudelo, quien jugó Copa Libertadores con el Once Caldas, y el zaguero argentino Joel Rodríguez, quien era una de las apuestas de Carlos Bianchi antes de que lo corrieran de Boca Juniors en el 2014.

El apoyo

Los precios accesibles también han sido factor para que la gente regresara al Estadio Tamaulipas. Los boletos cuestan 50 pesos y los niños entran pagando un peso.

También tienen el apoyo de la barra La Terroraizer, que cuenta con unos 600 integrantes y viaja con el equipo con sus propios medios, ya que, me asegura mi Judas Jaibo, no reciben ni boletos gratis ni apoyo económico por parte de la directiva.

Si el plan sale bien, en unos añitos podremos tener de regreso en Primera al Tampico y dejar de añorar a figuras como Sergio Lira, Benjamín Galindo, Eduardo Rergis, Panchillo Fernández, José Luis "Chocolate" Hernández, entre otras.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios