miércoles, 20 de enero de 2016

Columna San Cadilla Norte - 20 Enero 2016

Anuncios
'Les salió'

Rapidito porque este tema de los "Inadaptados arrancabutacas y quemaestadios" como que ya choteó.

En la FMF aprovecharon que el comunicado del lunes venía no
taaan claro respecto a quiénes estaban vetados, para finalmente decir que era sólo a La Adicción y no a la afición en general.

Lo cierto es que fue el Monterrey el que solicitó (dije "solicitó", "pidió", no "ordenó", claro) que esta medida fuera sólo para los rijosos prendefuegos y no para la raza.

Que el club consideraba que la gente rayada no tenía la culpa de los desmanes, y por la tarde, por a'i de las 4:15 PM, la FMF dijo: "ok, hagamos la aclaración".

¿Recuerdan que en la columna de ayer les diiije que no me extrañaría que les quitaran el castigo a la afición "pensante", previa petición de la directiva, y así ganar bonos?

¿A poco creen que lo puse al tanteo? Mi Judas me dijo que ésa iba a ser la tirada... ¡y les salió!

Se avecina otro

Lo que no les salió, y para nada a La Pandilla, es seguir manteniendo lo invicto en el BBVA Bancomer.

La de anoche fue la primera derrota del equipo en este estadio. Si queremos ser muuuy precisos, pues diríamos que en amistosos perdieron ante Santos, en Copa perdieron ante San Luis... mientras que en Liga aún nadie les gana.

¿Por qué se perdió ante un San Luis de la División de Ascenso?... Yo no voy a dar mi opinión, raza. Poquísimas veces las doy (¡epaaa!), sino les voy a relatar.

Hace 13 días, exactamente 27 horas antes de iniciar la Liga para Rayados, me reuní con un mi Juditas Pandilla y me dijo, desde ese día: "La Copa nos importa lo mismo que a Peña Nieto este País".

Así, tal cual, me lo dijo el viernes 8 de enero. Confieso que no quise poner nada desde ese día porque deseaba ver la alineación del primer juego y, sobre todo, el resultado.

Cuando ayer vi que iban puros suplentes, de nombres del pasado pero con un presente nada bueno, recordé lo que me dijo mi Judas.

"No van a jugar titulares. No descartes que ni a Cuartos de Final se pase. Lo importante es la Liga".

Así me lo dijo y, aunque jamás me miente, tuve mis reservas y preferí esperar. Y pues sí, tenía razón.

Rayados se perfila a un fracaso más en un torneo más. Innumerables ocasiones he escuchado a los directivos y DTs de este equipo decir que torneo que juegas, torneo que buscas ganar y quedar campeón, "si no pa' qué juegas", así dicen siempre.

De perder Rayados en San Luis, se quedaría con cero puntos y los "Tuneros" con 7... y sólo pasa uno por grupo (más dos segundos lugares).

Rayados, de jugar con titulares, tenía todo para ser campeón. No están en la Copa MX ni América ni Tigres ni Santos ni Toluca ni Pumas ni Puebla ni Querétaro.

El único rival que le veo a La Pandilla es León, pero encarando así este torneo, pues apuntémosle otro fracaso más a la ya larga lista en los últimos años.

De fracasar en la Copa, lo cual se perfila, pues con estos suplentes ni en casa ganas, estarían obligados a campeonar en la Liga.

Rayados tiene, creo, el plantel para estar entre los primeros tres (junto a Tigres y América), y la exigencia es la misma.

Les queda la Liga, la cual deben ganar sí o sí.

PD: Si no... una rayita más a la lista, y ya parecerían cuaderno de secundaria.

'¿De quién es el hijo de Karla?

Como si se tratara de una novela de Televisa o TV Azteca, el culebrón llamado "Mi hijo pide un padre y necesita leche", parece comenzar en el futbol mexicano.

Como protagonista está la actriz Karla Pineda, quien sale, saleee, saleee, mmm... bueno, sale en la tele.

Si fuera película y no novela, podría competirle a las que ha dirigido Alejandro González Iñárritu.

La historia es de una bella mexicana que se divorció de Adrián Uribe, comediante de Televisa. Nomás no se hallaron y ya.

Tras verse solita comenzó a salir con jugadores, y cuando quedó embarazada el nombre de Miguel Layún salió como primer sospechoso (hasta en eso le echaban la culpa a Layún).

Miguel, ya casado, dijo que de él no era... y el tema se fue apagando, hasta ahora que salió ella a decir: "Mi hijo tiene padre (¡ooobvio, ni que fueras la Virgen María!), y se llama Aquivaldo Mosquera".

Que pa' prooonto el colombiano sale a decir que no, que a él no le cuelguen ese milagrito y hasta le mandó a sus abogados y hasta se hará las pruebas de ADN, dice.

Pues es muy sencillo, veamos el baby: si es güerito, es de Layún. Si es morenito obscuro, es de Aquivaaaldo, así de fácil.

El problema vendrá si al verlo tiene los ojos chinos (sospecharía del recién llegado Lucas Zelarayán), o si es bajito (creería que es de Damián), o qué tal si ya tiene barba de chivo (pensaría que Jonathan Orozco hizo daño ahí).

PD: ¡Ojalá al verlo no diga "Quiegho mi lechita, culeghos"!, porque valdría madghe con alguien que conozco.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios