martes, 12 de enero de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 12 Enero 2016

Anuncios
Se acaba la fiesta

Al Departamento de Inteligencia Deportiva del América le hace falta un poco más de visión porque no pueden comprar tan fácil la recomendación que les hacen de algunos jóvenes que han pasado a engrosar las filas de las Águilas así como así.

Al delantero Adrián Marín lo vendieron como si fuera un gran prospecto, y no les niego que a lo mejor tenía lo suyo en el manejo del balón y su desempeño en cancha, pero en cuanto a la disciplina, les puedo decir que dejó mucho qué desear.

A este goleador le encantan la fiesta y los placeres que conllevan las constantes salidas nocturnas, pero eso no fue lo peor, sino que desde que llegó alborotó a la muchachada y varios sucumbieron a la tentación como el "Cachis" Rivera y otros cuyos nombres me reservo para que no los vayan a mandar dormir a la sala la próxima semana.

Por eso a Marín no le fue nada bien y ahora que regresó a Chiapas, el "Bigotón", Ricardo La Volpe ya le leyó la cartilla, porque al veterano estratega no se le pasa ningún detallito y sabe escuchar muy bien a los que están a su alrededor y le dan informes pormenorizados de sus jugadores.

En el América todos sabían de las debilidades de Marín desde que llegó, menos los meros meros. Me parece que hay que parar más las antenas y abrir un poco más los ojos.

¿Quién sigue?

En La Noria todo es risas y diversión porque después de varios torneos Cruz Azul logró traer a todos sus refuerzos en tiempo y forma, bueno, al menos a dos días de que arrancara el campeonato.

La llegada de Víctor Vázquez tiene a todos muy ilusionados, directiva, técnico, jugadores, aficionados, jardineros, etc.

Resulta que Víctor trae bastantes buenas credenciales, a mí me lo vendieron como un "crack" producto de La Masía.

Y es que Vázquez aparte de buen jugador presume de mejores amistades, pues me cuentan que es gran amigo de Lionel Messi, con quien compartió campo en el Barcelona B.

Por si fuera poco, el representante del nuevo fichaje del equipo celeste fue también ex agente de La "Pulga", Horacio Gaggioli, mismo que le hizo firmar a Leo su primer contrato con el Barsa... en una servilleta.

Miren que las coincidencias no terminan y uno va atando cabos, ¿se acuerdan de Maximiliano Biancucchi? exacto, el primo de Messi, el que hace algunos años pasó con más pena que gloria por Cruz Azul, más recordado por su parentesco con el astro argentino.

Al parecer La Máquina está empecinada a tener algo que ver con Leo, en una de esas, algunos años más adelante se les hace el milagrito... a ver qué le sale primero a los Cementeros, si ser campeones de Liga o contratar a Messi.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios