viernes, 22 de enero de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 22 Enero 2016

Anuncios
Un chisme de barberos

Hay ciertos jugadores a los que les encanta que les hagan la barba, literalmente, y esta historia lo ejemplifica en más de un sentido.

Me refiero a lo que me comentaron que le pasó al jugador del Cruz Azul, Joffre Guerrón, en su día de peluquería.

Resulta que el ecuatoriano fue a una estética no muy humilde para que le cortaran el cabello y lo afeitaran, no sin antes preguntar en cuánto saldría el acicalado. Cuando le comentaron que cada arreglo -cabello y barba-, le costaría 240 pesos, es decir 480 en total, puso el grito en cielo, pero terminó sentándose en el sillón para la peluqueada, no sin antes chillonear que en Monterrey le salía más barato.

Cuando terminó su arreglo, el estilista trató de usar el clásico espejo que se le pone al cliente por la espalda para que vea cómo le quedó el corte, pero ahí, ni tardo ni perezoso, un "gato", perdón, un cuate que acompaña a Guerrón a todos lados, sujetó el espejo y fue él quien le preguntó a Joffre si le había quedado bien el corte.

Como que de premio por andar de atento, el ecuatoriano le invitó a su "gato", perdón, a su acompañante, la peluqueada.

Pero a la hora de las cuentas, el jugador sacó la cartera, pagó su corte y su arreglo de barba, y cuando quiso saldar también el de su "gato", perdón, su camarada, ¡oh sorpresa! Ya sólo tenía 200 pesos.

Total que Joffre terminó dando sólo el billete que le quedaba y dicen que partió del lugar tras esbozar con su característica sonrisa el clásico: "¡Ahí luego te paso 40!"

El original

Antes de que a las Chivas se les ocurriera tomarse la foto oficial en La Basílica de Guadalupe, donde pidieron bendiciones para este año, Santos Laguna fue el primer equipo en acudir a escuchar misa y a dar gracias por un año más. Incluso felicitó al Rebaño Sagrado en su cuenta de Twitter por seguirles los pasos. "Hay un Santo dentro de ti", le pusieron.

Resulta que, en el caso de Santos, sí se aplicó aquella de "al que madruga, Dios le ayuda", porque luego luego dejó atrás casi ocho meses sin poder ganar en casa.

Pero al chiverío no le salió tan bien la cosa de manera inmediata, pues le abollaron la corona de la Copa MX en Juárez unos días después de hacerse la foto, aunque hay quien piensa que la Virgencita sólo interviene en torneos importantes, o sea, de la Liga para arriba, por lo que los rojiblancos esperan que llegue la victoria el domingo ante el campeón Tigres.

Lo que sí es que, si las Chivas ganan pasado mañana, vayan preparándose para ver el peregrinaje de clubes como Veracruz, Morelia, Puebla, Dorados y Querétaro en la zona del Tepeyac, porque a todos les hace falta su propio milagrito.

Y ya entrados en cuentas, pues Cruz Azul debería echarle una pensada a ir, por las razones que todos sabemos.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios