sábado, 30 de enero de 2016

Termina la magia

México, Monterrey, sábado 30 de enero del 2016

El Pachuca le puso el alto a la marcha perfecta del Monterrey en la Liga.

Los Rayados buscaban su cuarto triunfo al hilo para firmar su mejor inicio en 48 años, pero regresarán de La Bella Airosa con una derrota de 3-1 contra los Tuzos que se adueñaron del liderato general del Clausura 2016. 

El Estadio Hidalgo permanece como una fortaleza difícil de vencer para los regios que llegaron como la mejor defensiva del torneo y salieron goleados en una actuación más parecida a las acostumbradas el torneo anterior.

En un lapso de 20 minutos, el Monterrey aceptó el triple de goles de los que había recibido hasta antes de este partido. Como ocurría el torneo pasado, Rogelio Funes Mori aportó su gol, pero fue insuficiente.

El desenlace fue la mezcla de los aciertos del Pachuca, que ligó su segundo triunfo por goleada tras haber vencido por 4-1 al América la jornada pasada, y claros errores regios.

Por ejemplo, un balón que parecía sencillo de recibir se le fue por debajo de un pie a Jesús Zavala y se desencadenó un ataque que terminó en una falta del mismo volante rayado sobre Franco Jara dentro del área. Jara cobró el penalti y puso el 1-0.

A partir de ahí todo fue descontrol en el Monterrey que se quedó con 10 jugadores tras la expulsión de Miguel Herrera al 58'.

Una falla de Jonathan Orozco en una salida tras un pase cruzado de Hirving Lozano terminó en el 2-0, que anotó Rubén Botta. 

"El Chucky" volvió a poner a temblar a la zaga albiazul, cuando Lozano metió otro balón al área, Jara falló al recibir, pero el esférico le quedó a Rodolfo Pizarro para el 3-0. 

Si el Monterrey no había podido detener a Lozano, fue el árbitro Marco Antonio Ortiz el que le puso un alto, cuando lo expulsó por una falta sobre Walter Gargano, de forma rigorista.

De nuevo iguales, el Monterrey intentó regresar, pero el silbante Ortiz le anuló a Rogelio Funes Mori un gol que parecía legítimo por un supuesto fuera de lugar de Carlos Sánchez.

Aunque Funes Mori acortó distancias al marcar el 3-1 a 5 minutos del final, el esfuerzo poco sirvió para evitar la primera derrota en el torneo.

En 1968, el Monterrey selló contra el Pachuca el que ha sido el mejor inicio de un torneo en su historia con 5 victorias al hilo, pero esta vez se quedó corto.

Por: Fernando Vanegas