domingo, 21 de febrero de 2016

Columna San Cadilla Mural - 21 Febrero 2016

Anuncios
El Abrazo del Alma

Víctor Dell'Aquila, a los 12 años, era un ferviente aficionado al futbol y, como millones de argentinos, tenía la ilusión de ver campeona a su Selección algún día. A esa edad, un accidente con unos cables de energía eléctrica lesionaron sus brazos, los cuales perdió.

En el tiempo agregado de la Final del Mundial Argentina 78, en un repleto Estadio Monumental, los argentinos contaban los segundos para que el árbitro decretara el término del juego y se diera el primer título mundial de su equipo.

Despacio, Dell'Aquila libró el alambrado que dividía la tribuna, caminó, esperando no ser sorprendido por la seguridad.

Esperó, se acercó a la portería que defendía Ubaldo "Pato" Fillol y entonces el árbitro Sergio Gonella pitó el final. Argentina había vencido a Holanda y el júbilo explotó.

Fillol se hincó y comenzó a llorar. Alberto Tarantini corrió hacia él y ambos se fundieron en un abrazo.

Ahí irrumpió Dell'Aquila y el fotógrafo Ricardo Alfieri, quien trabajaba en la publicación Gráfico y estaba capturando el momento, vio cómo el hombre sin brazos ensució su toma.

Sin embargo, en el momento en que se detuvo Dell'Aquila, las mangas de su suéter parecieron abrazar a ambos jugadores. Ahí nació el "Abrazo del Alma".

MÁS QUE MIL PALABRAS

A lo largo de los Mundiales han quedado registradas imágenes que pasan a la posteridad y que hoy, gracias a las redes sociales, resultan comunes.

La imagen del aficionado de Brasil al borde las lágrimas abrazando una réplica de la Copa del Mundo tras la goleada de 7-1 frente a Alemania, le dio la vuelta al mundo en el 2014.

Sin embargo, en otras épocas, estas imágenes podían pasar inadvertidas.

El "Abrazo del Alma" ha pasado a ser un ícono en Argentina, aunque por poco se esfuma.

A lo largo de la justa, Gráfico publicó ediciones extra para mostrar los momentos más memorables y en su editorial se mencionó que trataron de elegir las mejores imágenes de 232 mil 756 fotografías reveladas.

Ahí, el "Abrazo del Alma" y otra titulada "Alegría", en que los Mandatarios Jorge Rafael Videla, Emilio Massera y Orlando Agosti festejaban el gol de Mario Kempes en su palco, fueron las mejores.

Pero antes de que "El Abrazo del Alma" fuera elegida como la mejor foto del Mundial por el patrocinador Canon, Alfieri casi la dejó pasar.

Fue hasta un par de días después cuando el fotoperiodista hizo su hallazgo y corrió al área de redacción para que la viera Osvaldo Ardizzone, periodista y poeta, quien la bautizó como hasta ahora se le conoce.

LLEGA LA FAMA

La imagen se convirtió en portada de Gráfico y le dio la vuelta al mundo. Así llegaron entrevistas y reflectores para Víctor, quien explicó cómo un aficionado sin brazos había burlado la seguridad para festejar el título con los protagonistas.

"Los vi a los jugadores, al 'Pato' Fillol y a Tarantini, ahí, tan cerca, se fundieron en un abrazo, por lo que debí frenarme. Las mangas de mi buzo se fueron hacia adelante cuando Ricardo Alfieri disparó su cámara. Parece que nos abrazáramos juntos", narró el protagonista de la imagen.

"Entré por alambres rotos o porque conocía a gente del control o algún fotógrafo. En Boca miraba el partido desde el banco de suplentes, con 'Toto' Lorenzo. Una vez salté desde el palco viejo. Cuando terminaba el partido, pin y adentro. En Racing tenía dos metros de fosa, pero me ayudaba la altura".

Pero en el Monumental, la cosa fue poco más complicada, pues tuvo que cambiar su estrategia, ya que estaba en la Final del Mundial.

"Ese día no encontré a la persona con la que había arreglado e intenté ingresar como discapacitado, pero me dijeron que estaba lleno. Me fui a la platea que está sobre Figueroa Alcorta y un conocido me hizo entrar.

"Caminé despacito y me puse al lado del palo de Fillol. Cuando tocó el pito el juez salí corriendo en busca de alguien a quien abrazar. En un momento, Tarantini se arrodilló como rezándole a Dios. Fillol hizo lo mismo y se abrazaron, justo llegué yo, me frené y las mangas se fueron para adelante. Y ahí Alfieri sacó la foto", dijo.

Hace un par de años, previo al Mundial Brasil 2014, Coca Cola, patrocinador oficial del evento, recreó la imagen con todos sus protagonistas en un comercial, porque hasta la fecha, Dell'Aquila disfruta de la fama que le dio dar ese abrazo.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios