miércoles, 24 de febrero de 2016

Columna San Cadilla Mural - 24 Febrero 2016

Chivos expiatorios

No han sido días fáciles en las Chivas, eso que ni qué, pero a cada uno de los señalados le ha pegado diferente esto de ser chivo expiatorio.

Ya les platiqué de Carlos Salcido y su intención de llevársela de aquí a que termine su contrato para después buscar algo como jugador libre o de plano retirarse con la filosofía Salvador Carmona, esa que dice: "Vive la vida tranquilo, lo que pasa en la cancha ahí se queda y que no te importe nada más".

Pero hay otros a los que les está pegando más fuerte el asunto, como el caso de Toño Rodríguez, quien está empezando a pasar de la desmotivación al enojo y de ahí a la motivación.

Digo, está bien que en momentos así es cuando sale el carácter de algunos futbolistas que luego terminan en el Tri (saludos a Oswaldo Sánchez), pero no creo que los comentarios del patrón de que ahora debe aprenderle a Rodolfo Cota le hayan caído muy bien a Toño, quien muy probablemente no tenga minutos tampoco en la Copa súperX.

El otro que se vio "mejor" ante los Jaguares, aunque en mi pueblo le llamarían "menos peor" fue el "Gullit" Peña, quien tuvo más la pelota, pero la presión que se ha cargado se notó al momento de definir las que tuvo frente a la portería rival.

Quejas de gallos

Y hablando del "Gullit", resulta que uno de sus ex compañeros está causando revuelo cerca de Celaya.

Bueno, en realidad no es él, sino la familia de José Juan Vázquez, de la que se están quejando en redes sociales por las pachangonas que organizan.

"Su calle se convirtió ya en salón de fiestas que acaban hasta las 10 de la mañana del día siguiente con música a todo volumen, borrachos, pleitos y demás", es parte de la queja en redes sociales principalmente hacia las hermanas del jugador, aunque afirman que también el "Gallito" participa en las fiestas.

Yo no sé si haya algo de cierto o simplemente la familia le caiga mal a los vecinos, pero incluso hay acusaciones más serias que hablan de amenazas de muerte y hasta armas.

Ojalá se pongan en paz las cosas por aquellos rumbos, sea cual sea la realidad.

Ilusiones con melena

Ya ven que en esto del futbol hay muchos que le juegan al listo por no llamarlos vividores, pero resulta que hay varios "proyectos" que según esto están ligados a los Leones Negros.

Así es de que si usted va a inscribir a alguien de su familia en alguna escuela de futbol que presuma que está relacionada con la UdeG, le recomiendo que mejor lo corrobore más de una vez con los directivos indicados o directamente con Jorge Dávalos.

No es una novedad que en la Ciudad y el interior del Estado hay emprendedores... ¡pero emprendedores de estafas!, que cobran mensualidad en las escuelitas bajo el engaño de que están afiliadas a los Leones Negros, algo que en muchas ocasiones no es cierto.

En algunos casos, hasta juegan con la ilusión de los jovencitos, pues les prometen que tendrán visorías con los melenudos, pero nada que ver. Así es de que mucho ojo. Sería mejor reconfirmar con los universitarios, de lo contrario, estarían perdiendo el tiempo.

De plano, en una ocasión, la misma UdeG se vio en la penosa necesidad de tener que emitir un comunicado en el que aclaraba que había escuelas con las que no tenían relación alguna.

Orden con garra

El que está poniendo orden es Guillermo Vázquez en los Pumas.

Luego de hacer su berrinchito en el juego ante el Emelec, Matías Britos fue mandado a la congeladora y en esta semana el delantero ni siquiera ha estado en algunas prácticas.

El carácter que no apareció en la famosa Final Cruz Azul-América le salió al DT contra el uruguayo.

A ver si le quedan ganas de andar cuestionando cambios o ya le queda claro que en un equipo de futbol manda el entrenador... bueno, en la mayoría.

Mail: san.cadilla@mural.com