domingo, 28 de febrero de 2016

Columna San Cadilla Mural - 28 Febrero 2016

El peor equipo del mundo

El 11 de abril de 2001 se escribió un capítulo histórico en los archivos del futbol mundial. En las eliminatorias de Oceanía para el Mundial Corea-Japón 2002, en Coffs Harbour, la Selección de Australia consiguió la mayor goleada de todos los tiempos en un partido oficial de futbol.

El rival fue Samoa Estadounidense, que marchaba en el último lugar de la clasificación de la FIFA. Era, sin duda, el peor equipo del mundo. Para los Socceroos, que habían jugado con suplentes, más que una hazaña fue una advertencia. Dominaban con facilidad el futbol de su zona y eso más bien los alejaba de la élite.

Pero para los derrotados significó el golpe más duro de sus 18 años de historia futbolística. Estaban acostumbrados a perder, pues desde que vencieron 3-0 a Wallis y Fortuna en el año del nacimiento de su Federación de futbol, en 1983, habían perdido todos y cada uno de sus partidos, pero un 31-0 que le dio la vuelta al mundo y los convirtió en una burla, era demasiado.

Decidieron que nunca más pasarían por algo similar y formaron el mejor equipo que podían para la eliminatoria para la Copa de las Naciones de la OFC, pero las cosas no mejoraron. Recibieron 29 goles en cuatro encuentros.

En 2004 aceptaron 34 anotaciones en el torneo clasificatorio y, en 2007, en los Juegos del Pacífico, recibió 38. La derrota se había convertido en un estilo de vida.

UN CLIMA CÁLIDO

Thomas Rongen (octubre 31, 1956, Amsterdam) inició su carrera como futbolista en Estados Unidos, con los Aztecs de Los Ángeles, después de jugar seis años en su natal Holanda, con el Amsterdamsche.

En 1984 comenzó su carrera como técnico y fue uno de los pioneros de la MLS y en 2011 se quedó sin trabajo, tras ser despedido de la Selección Sub 20 de Estados Unidos. Tras 18 años, quería un reto distinto y un clima más cálido.

El presidente de la Federación, Iuli Alex Godinet, invitó al holandés al proyecto, que buscaba una nueva generación para hacer de Samoa Estadounidense un equipo ganador, no en el amplio sentido, sino que fuera capaz de ganar por lo menos un partido.

Samoa Estadounidense es un país ubicado en el Pacífico Sur, en el archipiélago de Samoa. Se trata de un territorio no incorporado de Estados Unidos que tiene 60 mil habitantes. Conocer una nueva cultura y vivir en un paraíso terrenal era lo suficientemente atractivo para el técnico.

Rongen era el único interesado en el trabajo. "Me gustan las islas, son un lugar hermoso, e iba a dirigir a un equipo nacional en partidos de la Copa del Mundo, eliminatorios, y no muchos técnicos pueden presumir eso", declaró Rongen en una entrevista posterior a su aventura.

Sin embargo, el reto no era para nada sencillo. Tomaba a un equipo que ocupaba el puesto 205 de la clasificación de la FIFA, que no había ganado un partido desde 1983 y que sólo tenía un futbolista profesional, el portero Nicky Salapu, quien jugaba en Indonesia y era el único sobreviviente del equipo que perdió 31-0.

"Guerreros de Samoa Americana, enséñenme a pelear, yo les enseñaré a ganar", fue el lema de Rongen, inmortalizado en un largometraje documental que se estrenó en 2014, titulado "Next Goal Wins".

UN EQUIPO ESPECIAL

Rongen tuvo que enseñarle a su equipo los básicos del futbol, desde cómo patear, barrer, cabecear y driblar. Para los jugadores era una experiencia única y atemorizante.

Cuando la Federación hizo la convocatoria para formar el equipo, llegó al vestidor Jaiyah Saelua, quien jugaba como defensa central. Su verdadero nombre es Johnny, pero Rongen decidió llamarlo por el nombre con el que se presentó.

Saelua mide 1.88 metros y tenía nociones del juego, sin embargo, su rasgo más peculiar es que actuaba como una mujer.

"Este es un grupo de amateurs que ama el juego. No ganan dinero, sino que están inspirados por la pasión de jugar. Por 10 años este equipo no marcó un solo gol, así que darle la vuelta con un jugador fa'afafine es sobresaliente", comentó Rongen.

Los fa'afafine son conocidos en Samoa como personas del tercer sexo, es decir, tienen roles distintos a los de los hombres y las mujeres, hombres con actitudes femeninas criados como tales, lo cual es común en la sociedad samoana.

Saelua sólo se viste como hombre cuando juega futbol. Sus compañeros lo llaman "hermana".

"Soy un fa'afafine, es algo muy normal en la cultura de Samoa. Nos aprecian como gente normal y la cultura nos ayuda a ser aceptados", comentó el defensa.

Jaiyah es oficialmente el primer futbolista transgénero que ha participado en partidos oficiales de la Copa del Mundo, según la FIFA, que lo ha invitado a hablar de su experiencia por el mundo, para que ayude en la lucha contra el racismo y la discriminación en el deporte.

HAZAÑA EN LA CANCHA

Después de meses de trabajo arduo bajo las órdenes de Rongen, Samoa Estadounidense enfrentaba las eliminatorias para Brasil 2014.

En las eliminatorias para la Copa de Naciones de la OFC 2012, el equipo, transformado mental, física y técnicamente, después de una seguidilla de 30 derrotas, obtuvo su primera victoria. Venció 2-1 a Tonga.

A la victoria le siguió un empate 1-1 frente a Islas Cook y una derrota por 1-0 ante Samoa, que se quedó finalmente con el pase a la Copa de Naciones y puso fin a la aventura de Samoa Estadounidense con Rongen.

La inspiradora historia se relata en "Next Goal Wins", cuya distribución y promoción internacionales estuvieron apoyadas por Rongen y Saelua.

Rongen volvió a la MLS, para trabajar en las Fuerzas Básicas del Toronto FC, mientras que el equipo continuó su camino con una nueva mentalidad.

El año pasado, en el inicio de las eliminatorias para Rusia 2018, vencieron 2-0 a Islas Cook y 2-1 a Tonga, aunque perdieron 3-2 con Samoa, lo que los dejó fuera de la segunda ronda de las eliminatorias de Oceanía. Ambas Selecciones sumaron 6 puntos, pero la diferencia de goles benefició a Samoa.

Del lugar 205 en el Ranking FIFA, Samoa Estadounidense ahora está en el lugar 168, ubicado sólo por debajo de Nueva Zelanda en el escalafón del futbol de Oceanía. Nada mal para el que alguna vez fue peor equipo del mundo.

Mail: san.cadilla@mural.com