martes, 23 de febrero de 2016

Columna San Cadilla Norte - 23 Febrero 2016

No se vale

Aún faltan 11 días (bueno, ayer faltaban 12) y no se habla -en Twitter- de otro partido que no sea el Clásico (hablo de acá, en Monterrey).

A Tigres aún le falta por enfrentar al Real Salt Lake, en el Uni; al América, en el Uni; nuevamente al Real Salt Lake, en Estados Unidos, y luego ya a La Pandilla del Cerro de La Silla.

A Rayados le falta enfrentar mañana a Pachuca en el BBVA y el sábado visitar al Cruz Azul en el ex D.F.

La rivalidad entre las dos aficiones en esta Ciudad es muy fuerte, pero ayer parece haber rebasado un cierto límite, de ambas partes.

Por un lado, de parte de La Pandilla, idearon que haya un cántico ese 5 de marzo en alusión a la pareja de un jugador de Tigres que antes era de uno de Rayados.

Parece que la enfermedad de la gente es más fuerte no importándole llevarse entre las patas a quien sea, como si eso hiciera que gane su equipo.

Y la respuesta no se hizo esperar. De pronto salió la contestación en esta red social, diciendo que esta pareja de un felino pudo haber sido de un ex rayado, pero en Rayados hay una que ya fue de todos.

La enfermedad y ceguera por un equipo, insisto, como si eso hiciera que ganaran, parece no tener límites, no importando llevarse de encuentro a mujeres.

No intento que se cambie la manera de ser, porque cada quien es como quiera, pero lo que sí puedo y quiero es exhibir el bajo nivel de controversia que existe.

En esta Ciudad la mayoría no busca apoyar a su equipo, sino ver cómo jode al otro.

Acarrillen, búrlense, memeen, ahórquenlos o "maten" a sus rivales... ¡pero qué necesidad de involucrar a parejas actuales de jugadores!

PD: Eso, en vez de hacerte grande, te hace más pequeño.

¿Suspendidos?

Los que se tienen que hacer grandes mentalmente para que no les muestren una amarilla este fin de semana son Guido Pizarro y Jurgen Damm.

El chiste es que si durante los 94 minutos que dure el partido ante el América les muestran una cartulina del color de su uniforme, no podrán estar en el partido donde todo el BBVA cantará: "¡Tienen mieeedo, los Tigres tienen mieeedo...!".

¿Y de La Pandilla?, no, de la del Cerro de La Silla no hay nadie con 4 amarillas. Así es que si llega a haber un suspendido para el Clásico es porque vio una tarjeta roja ante La Máquina Cementera de La Cruz Azul.

Pronóstico a 11 días del juego: ¡Gana el Monterrey!

PD: Qué raro se lee "El Monterrey". Nunca le digo así.

Duermen juntos los enemigos

Sin temor a equivocarme, les puedo decir que es la primera vez que en un mismo hotel hay casi 40 jugadores de futbol, más unos 14 de cuerpo técnico, más directivos, o sea casi 60, que desearan tanto la derrota de los Tigres.

Si usted pasa hoy por Plaza Fiesta San Agustín y transita frente al Camino Real, podrá sentir la vibra anti felina, ya que ahí duermen los enemigos.

Ayer llegó a la Ciudad el Real Salt Lake, rival de mañana de los Tigres, y dormirá ahí hoy y mañana, y hoy por la tarde se concentrará Rayados para enfrentar al Pachuca en la Copa.

Así es que si es Rayado, pasará y sentirá un ambiente de frescura y positivismo, pero si usted es Tigre y camina, pues sépase que adentro hay más de 50 profesionales que tienen entre ceja y ceja al actual campeón de México.

PD: Nomás no vaya a tirar huevos, que el hotel ni culpa tiene.

¿Y los políticos?

Podrán decir lo que sea, pero cada que se acerca un Clásico salen los Diputados del Congreso Local a decir que van contra los violentos, rijosos o peleoneros que haya antes, durante o después del juego.

Muy bien que se preocupen porque no haya vandalismo y anunciar que van contra los que se peleen.

Pero por qué no van contra el protagonista del "Cobijagate", contra Gobernadores que saquearon las arcas, que se gastaban 3.5 millones de pesos diarios durante años en imagen y se los daban a los medios de comunicación para un manejo turbio, o a los mismos Diputados que se autorrecetan aumentos en sus bonos.

Este caso me suena a aquel que pagó años de cárcel por robar un kilo de barbacoa para comer, y los políticos que roban y roban y siguen sueltos y se van a la Capital nunca les hicieron nada.

Protesta

"Tras ver la postura de la Comisión de suspenderme un partido, es mi obligación moral levantar la mano y hablar. El señor Camargo me acusa de haberlo insultado, lo cual NO SUCEDIÓ.

"Lamentablemente es su palabra contra la mía y el jugador siempre sale perdiendo... Exhorto a la Comisión, a Edgardo Codesal y a la Federación a tomar cartas en el asunto con acciones claras y puntuales por el bien del futbol mexicano.

"Saludos cordiales.

Gerardo Torrado".

Indirectamente Torrado protestó en su Twitter su suspensión para el juego del sábado.

Créeme, Gerardo, que Rayados te apoya.

PD: Hasta mañana.

Mail: sancadilla@elnorte.com