sábado, 20 de febrero de 2016

Pies sobre la tierra

Anuncios
México, Monterrey, sábado 20 de febrero del 2016

Pese a disfrutar por el resultado, Antonio Mohamed aceptó que hubo detalles en la goleada de 5-1 sobre Veracruz que lo dejaron intranquilo.

"Nos hacen gol en la jugada que más habíamos trabajado en la semana, eso me dejó un grado de inconformidad, se lo hice saber a los jugadores el medio tiempo, hay lapsos del partido que dejamos de tener la posesión del balón, pero obvio que si jugamos así estoy muy contento".

El Monterrey aplicó la "Triple G" del futbol: ganaron, gustaron y golearon, algo que dejó con buenos ánimos al timonel argentino, aunque anticipó que es inaceptable volarse y pensar en un futuro contando los recientes resultados.

"Se vio reflejado en la cancha que el equipo jugó con alegría, con respeto al rival, hicimos el mejor partido del torneo.

"Nosotros estamos pensando en Pachuca, no estamos pensando en otra cosa que no sea el partido de Copa del miércoles, la gente tiene todo el derecho de ilusionarse, de festejar. Nosotros tenemos los pies sobre la tierra".

Todo indica que en el plantel albiazul hoy se respira una armonía de peso, algo de lo que "El Turco" se sinceró y compartió su felicidad por ello.

"A cualquiera le va a tocar (hacer gol), no importa quién los haga, lo que importa es que el equipo gane, al fin y al cabo si no disfrutamos este que es el camino para llegar al campeonato, no sirve de nada.

"(Quiero) disfrutar cada partido, cada momento, quiero disfrutar un montón, estoy muy contento por el partido que hicimos".

LE PAGARÁ ASADO A CASTILLO

El gol de Édgar Castillo en la goleada de esta noche ante Veracruz fue muy especial para el plantel de Rayados, y no solamente por la jugada prefabricada de la que se originó el tanto, sino por un mensaje que Antonio Mohamed le tenía al "Gringo".

 "Yo siempre le digo a Castillo que nunca va a hacer un gol", dijo el técnico tras el partido, "el festejo salió muy alegre de parte de todo el grupo". 

El estratega albiazul confesó la promesa que le hizo a su pupilo, incluso solo si efectuaba un disparo a puerta, pero para su suerte fue más que eso. 

"En la charla técnica le dije que si pateaba al arco nada más le pagaba un asado, por eso fue la reacción espontánea de todo el grupo, se ve que le toqué el orgullo y me dio una alegría, voy a pagar el asado con mucho gusto".

Una vez más, el Monterrey dañó a su rival a través de pelota parada, característica que se ha visto reforzada conforme el tiempo pasa con Mohamed en la dirección técnica. 

"(La jugada) está trabajada, está hecho el movimiento, salió a la perfección, ayer en el entrenamiento salió parecida", dijo el entrenador de La Pandilla.

Por: Enrique Cavazos 
Anuncios