viernes, 11 de marzo de 2016

Columna San Cadilla Mural - 11 Marzo 2016

Se ahorran casi medio kilo

No quiero decir se los dije, peeero creo que aquí sí aplica la del strike cantado el fracaso de la relación de Ángel Reyna con las Chivas, algo que muchos le advirtieron a Jorge Vergara cuando adquirió su pase en 2014.

El famoso "costal de papas", como alguna vez dijo que lo trataron en el Monterrey, finalmente quedó en libertad y Omniyorch se ahorró, digo, sí es que se le puede llamar ahorro, casi medio millón de dólares de sueldo que tenía que pagarle por contrato de aquí a junio.

La beca de Reyna terminaba en junio, pero con un sueldote de casi 2 millones de pesos mensuales, por lo que con tal de no seguir pagando, a Vergara no le quedó de otra que cederle su pase para que pueda negociar con quien él quiera y sin cobrar un solo peso en el futuro, por aquello del pacto de caballeros.

Así que hagan cuentas de cuanto salió perdiendo el Guadalajara en esa mala relación, si en cuatro torneos sólo jugó 26 partidos y anotó un gol, a un costo de más de 4 millones de dólares.

Ya como despedida, no se si a manera de broma o casi de burla, la directiva se voló la barda con el último párrafo del comunicado en el que dio a conocer la desvinculación de Reyna.

En el documento redactaron que el Club Deportivo Guadalajara agradecía a Ángel la disciplina, responsabilidad y profesionalismo (sí, yo también pelé los ojos) que mostró durante su estancia, además de acatar en todo momento las decisiones e instrucciones del club.

Se pasan.

La libra, otra vez

Como ayer les contaba, a Raúl Gutiérrez la nueva bronca en las redes sociales, en la que se metió al enfrascarse en discusiones por Twitter con aficionados de los Rayados, le costó no sólo el regaño de sus jefes en Selecciones Nacionales, sino una advertencia seria de Guillermo Cantú y Decio de María de que será la última vez que se la perdonen, porque para la otra habrá repercusiones, más allá de obligarlo a disculparse.

Lo curioso es que ya van dos o tres veces que le dicen: "Es la última que te pasamos", pero en procesos diferentes.

Les explico. Ya antes el "Potro" se había metido en líos en redes por responder, muy a su manera, a quienes cuestionaban sus decisiones al frente de alguna de las Selecciones, pero la más reciente fue en la gestión de Héctor González Iñárritu, quien también le leyó la cartilla y le advirtió que ya no le tolerarían un conflicto parecido.

Esa vez libró la multa y todo quedó en regaño, igual que ahora con Cantú.

¿Será que ahora sí aprendió la lección? Recuerden que hay maderas que no agarran barniz.

'Gullit' chocón

No es por echarle limón a la herida, pero ¿recuerdan cuando Jorge Vergara criticó duramente al "Gullit" Peña por su nivel de juego en la derrota frente al León? Pues el tamaulipeco, quien es muy aprensivo, según me contaron, ese lunes se deprimió tanto al enterarse de las críticas de su jefe que por la noche fue a tomarse unas bebidas de esas que hacen olvidar las penas.

Se echó una, dos, tres y la pena seguía ahí, por lo que continuó hasta que se olvidó de ella y así, casi de madrugada, llegó a su casa para reponerse de la velada, pero como vive en uno de esos cotos de Naciones Unidas, con calles estrechas, no calculó el tamaño de su camioneta y, como era de noche y no se veía muy bien, según reportaron vecinos, en su camino le dio raspones y tallones a por lo menos tres autos estacionados.

Al día siguiente, el futbolista se dio cuenta de que ya no se acordaba no sólo de la pena que lo agobiaba, sino de cómo llegó a dormir, pero sí se comprometió a pagar la reparación de los vehículos que recibieron su marca. Ahora la queja es que cada semana organiza comidonas en su casa con grupo norteño o de banda a todo lo que da.

Si al menos invitara a sus vecinos al bailongo, quizá así no se quejarían.

Mail: san.cadilla@mural.com