viernes, 25 de marzo de 2016

Columna San Cadilla Mural - 25 Marzo 2016

El legado de Cruyff

Pues se nos fue uno de los considerados mejores futbolistas de la historia.

Tuvimos el privilegio de tenerlo en Guadalajara, influyendo dentro de las Chivas, aunque lamentablemente no tanto como todos hubiéramos querido, empezando por Jorge Vergara.

Acertadamente, Omniyorch asegura que las cosas habrían cambiado si el holandés no hubiera delegado en gente poco capaz, pero aún así dejó sus cosas.

Su llegada, a través de Marcelo Michel Leaño, con quien llevaba una muy buena relación, se dio cuando la crisis de resultados empezaba a incrementarse.

Yon Croi (como lo bautizó un aficionado rojiblanco al darle la bienvenida) mandó a volar el pasto sintético, metió su gente y dijo muchas verdades que dolieron en su momento, como aquella de que las Chivas ya no tenían prestigio.

En una de sus visitas estuvo presente en un partido de la Sub 15 contra un rival local y mostró un enojo encolerizado que sorprendió a la gente rojiblanca que estaba con él.

El DT rival le gritaba a sus futbolistas casi niños que entraran duro al balón, alentándolos incluso a golpear. Ya saben, como era el juego ante las Chivas, había que lucirse.

El holandés no podía creer cómo un "formador" le pedía eso a sus chamacos, así que se levantó para ir a encarar y exigir al susodicho que dejara de hacerlo, pero José Luis Real intervino, pidiéndole a alguien más que llevara el mensaje.

"Que dice Johan Cruyff que si dejas de ordenar que tus jugadores golpeen", palabras más, palabras menos, el mensaje fue dado y ¡acatado, por supuesto!

El que muchos consideran por encima de Diego Maradona y Pelé, había dado una muestra clara de su manera de ver el futbol, los golpes debían estar en otro deporte.

Muchos creen que se le extrañará, aunque me parece que su legado ha quedado tan arraigado a nivel mundial que más que extrañársele se le recordará constantemente siguiendo su filosofía, ya sea en Europa, a través de muchos clubes, como el Barcelona, o en México, con algunos de sus fervientes admiradores como Michel Leaño.

Con mucha calma

Ya les había contado hace unos días que la directiva del Guadalajara planeaba alejar a Javier Eduardo López de los medios para evitar el famoso mareo que sufren los novatos con tanto halago.

La realidad es que en las Chivas todos saben que en "La Chofis" (si le van a dejar ese apodo ¿le podrían al menos decir solamente "Chofis"? Ya sería una mejora), tienen a una joya que deben llevar de a poco, porque a las primeras de cambio el muchacho se desubica.

Y no crean que es un tema solamente porque ya juega en Primera División, pues desde que pertenecía a los equipos juveniles tenía ciertas costumbres que hicieron que más de algún profesor le llamara la atención.

Resulta que el volante era, desconozco si aún lo es, cliente frecuente de esos lugares donde cortan el pelo y... algo más. De hecho hubo un tiempo en que el muchacho se la pasaba lesionado y sus compañeros o quienes lo frecuentaban, acusaban estas lesiones precisamente a este gusto por irse a "cortar el pelo" tan seguido.

La realidad es que por el bien del jugador debe mejorar su conducta, lo sabe la directiva, lo sabe Matías Almeyda, porque ya sabemos lo que rinde dentro y es precisamente con el "entrenamiento invisible" con el que los nuevos talentos más batallan.

El 'Kaiser' ¿auxiliar?

Ayer Juan Carlos Osorio dio un aviso de que Rafael Márquez no será un convocado más.

"El Plumitas Vic" le tiene toda la confianza y si acaso el nivel del zamorano no da para ser titular lo llamará para hacer grupo. Si de plano la edad le juega en contra y no da para ser ni siquiera suplente lo considerará como líder moral o asesor.

Es más, les anticipo que si el "Kaiser" se retira en estos años, es más que probable que se le ofrezca estar en el Tri como auxiliar.

Enterados están.

Mail: san.cadilla@mural.com