domingo, 10 de abril de 2016

Columna San Cadilla Mural - 10 Abril 2016

Ingrata profesión

En la historia del futbol mundial se han erigido grandes héroes bajo tres palos, pero también hay quienes general recuerdos más bien infames.

Hace un par de semanas, el italiano Gianluigi Buffon rompió la racha más larga de imbatibilidad en la Serie A, con la Juventus. Portadas y espacios en los medios de comunicación fueron dedicados al también capitán de la Selección. Hay futbolistas que jamás llegarán a esa grandeza, pero que también darán mucho de qué hablar.

Sería injusto elegir a un jugador para que ostente el nada agradable nombramiento del peor portero del mundo, pero si hubiera un top 10 de los profesionales con peor reputación, el "Chiquito" estaría ahí.

Juan Ángel Flores Ascencio (Provincia de Lima, Perú, 25 de febrero de 1976) podría ser el típico portero que cualquier club envidiaría si viera en primera instancia las cualidades físicas del peruano, quien actualmente milita en la Segunda División de su país, pero basta con observarlo con un poco más de detalle para darse cuenta de que, si lo viera, Lev Yashin volvería a morirse, del coraje o de la risa.

EL TERROR DE YOUTUBE

Con sus 1.95 metros de estatura, el "Chiquito" le queda más que claro; a pesar de esa cualidad, que bien podría ser un factor determinante para destacar, la realidad es que Flores se ha hecho fama más por los videos de sus pifias en Youtube que por sus cualidades.

Osos gigantescos, de esos que no se observan ni en el futbol amateur, son con los que Flores se ha hecho fama en Perú, en Primera y Segunda División.

Sus nulas habilidades con los pies al intentar salir jugando y terminar por regalarle el balón a los contrarios le han dado espacio en los programas deportivos, al grado de que lo tienen catalogado como uno de los porteros más malos del mundo.

"Soy bastante grandecito para asumir mi responsabilidad, es un error, está bien, lo puede cometer cualquier arquero en la vida y el que no lo pueda cometer que venga para acá y lo demuestre", declaró tras uno de sus ya conocidos errores bajo los tres palos. El discurso se repite una y otra vez.

Famosa se hizo no solamente en el futbol peruano la patada que le metió en la cara a Mauro Cantoro cuando Flores jugaba para el Unión Comercio, en el 2013. Curiosamente, aunque la jugada fue hombre contra hombre y se marcó penal, el "Chiquito" no fue expulsado y casi detiene el penalti, después de haber mandado a su colega al hospital.

Pero las joyas son los videos en los que se ve cómo intenta hacer tiempo en su área o eludir a sus rivales con una nula técnica con los pies, la cual provoca risas.

DE TODOS LOS MOLES

Pese a sus limitaciones técnicas, el portero es uno de esos personajes que dan de qué hablar, dentro y fuera de la cancha. Flores es más conocido ahora por sus incursiones en otros mundos ajenos al futbol.

En una ocasión fue víctima de una broma en un programa de televisión, sin saber que estaba siendo grabado, acudió a un casting para la publicidad de un perfume, con la idea de ser el modelo.

Todo iba bien hasta que durante una de las tomas, que consistía en retratarlo colgado de un arnés acompañado de unas bellas modelos, se escuchó un estallido y apareció fuego, lo cual era parte de la broma y dejó al "Chiquito" solo en el escenario, colgado y sin poder moverse. Los gritos de auxilio y las lágrimas pronto le salieron.

El alcohol también ha sido parte de sus aventuras. En una ocasión fue captado ebrio muy temprano, conduciendo su auto luego de una fiesta. Flores dijo que había salido muy temprano a comprar pan, una frase que en Perú ya es famosa cuando se hace referencia a una persona que sigue fiesta hasta la mañana.

"Sí me he tomado unas copas, pero mareado, mareado, no. Me he ganado mi carro nuevo y he querido celebrar", fue otras de las frases de Flores al ser detenido, en junio de 2011, cuando conducía ebrio y en sentido contrario.

INGRATA PROFESIÓN

Suficiente tendría que ser de ingrata la posición que juega Juan Flores, pero a nivel deportivo los desazones han sido más que los éxitos, más allá de que ya logró jugar en la Selección de Perú.

El "Chiquito" es el amo de los subcampeonatos y los descensos. Tiene en su haber ocho subcampeonatos, en 13 equipos de Primera División en Perú, y tres descensos.

Hoy milita en el Unión Tarapoto, de la Segunda, luego de haberse retirado del futbol profesional y deambular en canchas de amateurs haciendo partidos de exhibición, muchos jugando como delantero.

Su temperamental carácter lo ha llevado a agarrarse a golpes con aficionados que, al verlo, se burlaron de él por sus pifias.

No cabe duda de que en el futbol la posición de portero es la más ingrata, pero también hay cada ingrato que no le hace justicia a la profesión.

Mail: san.cadilla@mural.com