miércoles, 13 de abril de 2016

Columna San Cadilla Mural - 13 Abril 2016

¿Preparados para el Clásico?

Resulta que como en las Chivas no saben cuántos boletos darles a los patrocinadores, jugadores, aviadores y empleados de Omnilife, siempre no pondrán a la venta hoy los que no quisieron los chivabonados.

Algo que no quieren que suceda es lo del Clásico ante el América, cuando aparecieron en la reventa boletos asignados a Hedgardo Marín.

Por eso ya fueron advertidos todos ellos, pero también quieren asegurarse de que los patrocinadores hagan buen uso de las entradas. Entonces, una vez definido eso, las pondrían a la venta para mañana, teóricamente.

Por cierto, aunque suene exagerado, debo advertir que las medidas de seguridad para entrar al Estadio ex Omnilife el próximo domingo deben ser más estrictas de lo que han sido hasta ahora.

Quienes han ido a los últimos juegos se habrán dado cuenta que esos detectores de metales deben servir para muchas cosas, excepto precisamente para detectar metales.

Puedes pasar con cinto, celular, llaves y demás cosas que en teoría te piden quitarte, pero que si no lo haces no suena el arco ni se prende ningún foco ni nada por el estilo; es más, me cae que ni están conectados a ninguna corriente eléctrica.

Si traes alguna bolsa o algo, a veces te la revisan, a veces no, en fin, una verdadera pachanga.

Al igual que con las barras, luego no digan que no les avisé.

Rompecabezas rojinegro

Como ayer les platicaba, los Zorros están con los ojos puestos en el próximo torneo, excepto Gustavo Costas, quien sí tiene sus ojos solamente en el Clásico Tapatío, claro, porque siente que podría ser su última chance.

Pero a nivel directivo mueven las aguas viendo cómo estructuran el equipo para la próxima temporada, si José Luis Real llega para Fuerzas Básicas, que si llega como director deportivo, que si ese puesto mejor se lo damos a Efraín Flores, que si mejor lo ponemos de entrenador por si a "Cepillín" se le cae la feria, en fin.

El otro al que no saben dónde colocar es a Paco Ramírez, que pudiera seguir siendo auxiliar del DT en turno, irse a coordinar los equipos juveniles o hasta ser director deportivo.

En fin, una vez que armen y ordenen su desbarajuste arriba, ya irán viendo quiénes podrían llegar como refuerzos, porque, eso sí, los que se van están más cantados que la de "Rompe" de Daddy Yankee en Los Cabos.

Ascender como sea

El Estadio de Celaya, recién remodelado, ya luce el nombre de Emilio Butragueño, ex jugador de los Toros y figura histórica del Real Madrid, porque así se le conocerá en el futuro de acuerdo con los nuevos inversionistas, entre los que está Guillermo Lara.

La afición está enloquecida con el paso del equipo, que marcha en tercer lugar cuando sólo falta una jornada para definir el acomodo de la Liguilla por el ascenso.

Para nadie es un secreto que para esta temporada hubo una buena inyección de dinero y que les urge verlo en Primera División a corto plazo. Por ello ya adecuaron el inmueble a fin de no tener ningún impedimento por si suben.

A finales de mayo tienen contemplado que venga el mismísimo "Buitre" a "reinaugurar" el inmueble, para lo cual van a echar la casa por la ventana.

El deseo es que el equipo ya esté de vuelta entre los 18 grandes, o que por lo menos ya hayan avanzado con los trámites para concretar la compra de alguna franquicia que esté disponible (ahí les hablan, Jaguares).

¿De dónde sacarán la lana? Sabrá Dios, pero me suena a un caso más en el que entre Gobierno y dinero extraño es el que termina pagando la nómina.

Claro, después cuando se cierra la llave ya no hayan cómo cubrir adeudos, si no me creen nomás hay que preguntar con los hermanos Carlos y Jesús López Chargoy que no saben cómo hacerle en el Puebla y el Chiapas o a los Dorados, que ya anda en las mismas, con el equipo descendido y falta de pagos.

Viva la Liga MX.

Mail: san.cadilla@mural.com