miércoles, 20 de abril de 2016

Columna San Cadilla Norte - 20 Abril 2016

Al cuarto

La cita era a las 7:15 de la noche en el Hotel NH. Me dijo por WhatsApp -antes de subirse al avión que lo traería a él y a todo el América a Monterrey-: "Cáele pasadas las 7, subes directo al cuarto".

Obvio en ese momento no sabía el número de habitación, pero como venía en vuelo, decidí preguntarle más tarde.

Para los que no sepan de qué hablo, ayer en Twitter les conté que me reuniría con mi Judas Águila en su habitación. Yo le mandé un Whats y me invitó a su cuarto para platicar de lo que pasa en ambos equipos de la Final.

Llegué al hotel en mi Audi A1. El equipo apenas arribaba y esperé en recepción. No daré tantos detalles, porque tras la cena unos se salieron antes y podría hablar de más y dan con él.

Subí a su habitación y la charla de ambos comenzó. Su compañero de cuarto sabe de nuestra relación (de trabajo, de información, que quede claro), así es que no había problema.

Como yo estoy enterado de algunas cosas de Tigres, también tuve que soltarle sopa para que él me hablara de lo que pasa en su equipo.

(Por cierto, lindas las habitaciones del hotel).

Síganle...

Nos dejó solos

Cuando comenzamos, el otro jugador se salió del cuarto. Nos dejó ahí.

Para entrar en confianza le solté dos temas del entrenamiento de Tigres del lunes. Uno le interesó más, dada su posición, y al verle la sonrisa, ahí sentí que íbamos bien.

Ojo, mi Judas Águila NOOO me soltó los temas para que yo venga a escribirlos. Lógicamente no le conviene que yo cuente. La charla era informal, de cuates, pero como tampoco me dijo: "No lo pongas", pues aquí estoy.

Las ausencias...

"Leí CANCHA de REFORMA y hace rato la de ustedes. Hacen ver que venimos con muchas ausencias, pero en verdad el único titular indiscutible es Paul Aguilar. También se intercala a Darwin (Quintero), pero titular titular, sólo Paul, así es que eso de 'parchados', tampoco".

Me dijo que en la mente del grupo no está que tienen ausencias.

"Ojo, sí nos hará falta Darwin y Arroyo, pero créeme que con Benedetto, Sambu y Peralta tenemos para mañana (hoy)", siguió diciéndome muy confiado.

La duda...

"En donde sí nos puede Tigres hacer daño es por las bandas. Paul es importantísimo, no tendremos tanta fuerza ahí y ellos abren mucho el campo. Y te hablo de ambos lados. Aquino y Damm están cabrones".

Instrucciones...

"(Ambriz) no nos dijo en grupo ni en específico, pero sabemos que será importante buscar el choque con Pizarro y con Sobis. Si logramos que los amonesten no jugarán en la vuelta y eso será punto para nosotros".

Pues miren lo que les fui a sacar. Buscarán meterse entre las piernas de ambos jugadores, sacarlos de quicio, provocarlos y hacer que griten o discutan para que el árbitro Roberto García Orozco los pinte de amarillo y no vayan al Azteca.

Me dijo que "Nacho" Ambriz sabe muuucho más de lo que la gente cree. De hecho, él fue el que me aseguró que Ambriz andaría muy bien. Fue como en julio del año pasado. Lo saqué en el Muppet.

Yo le dije dos que tres cosillas más de Tigres para que no sintiera que fui solamente a gorrearle información que, insisto, no me dijo que la publicara... ¡pero tampoco que no!

Ah, y abordamos otro tema del que yo ya sabía algo, pero no con lujo de detalles.

Síganle...

Antonio

Ya se me estaba haciendo tarde. No podía salirme tan tarde del cuarto.

Tocamos el tema cuando el Ame, hace 16 meses, le ganó la Final a Tigres. Y obvio me habló de Antonio, a quienes los mortales le dicen "Mohamed" o "Tony".

"Ja,ja,ja, el pleito con Paul (Aguilar) fue fuerte. Se contaron tantas cosas, muchas, unas jaladas increíbles, pero lo cierto es que Mohamed quiso imponer su autoridad y Ricardo Peláez no lo respaldó.

"Todo comenzó porque Paul llegó a una práctica en estado inconveniente, tú sabes de qué te hablo, con una actitud retadora, mamona, como que le valía, y Mohamed puso su autoridad, en medio de todos lo exhibió y le pidió al presi (a Peláez) que lo separara.

"Peláez le dijo que no era bueno eso, que estaban como grupo. Mohamed insistió y al ver que Peláez no lo apoyaba como DT, le dijo ahí mismo que si quería dejaba en ese momento al equipo, se quitó el silbato del pecho y se iba a ir con su cuerpo técnico que está ahora acá".

Me contó que eso se aunó a la vez en que la directiva le llamó la atención a Antonio porque no llegó a un entrenamiento por haberse quedado un día más en Argentina. Le cuestionaron que por qué no había ido a entrenar y les tuvo que admitir que estaba en Argentina. No se lo perdonaron.

Se juntó todo y desde los Cuartos de Final ya sabíamos que estaba fuera del equipo.

Ya era hora de irme de su cuarto, ya había obtenido lo que quería y me despedí con un fuerte abrazo.

(Se imaginan si en ese momento hubiera entrado su compañero. Hubiera pensado cosas que no sucedieron).

Me despedí y me bajé...

Tomé el elevador, luego a mi Audi A1, después a la redacción de CANCHA y a escribir lo que acaban de leer.

La otra semana viene una amiga tapatía al Quinta Real. Le diré a Doña Sanca que es una Judas y que tengo que ir a su habitación.

PD: ¡Qué liiindo jale tengo!

Mail: sancadilla@elnorte.com