viernes, 1 de abril de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 01 Abril 2016

No le ayuden

Vaya susto y coraje le hicieron pasar al portero de las Chivas, José Antonio Rodríguez.

El clásico chistosito de redes sociales se hizo presente en esta ocasión dando a entender que Toño anunciaba su salida del Rebaño.

De todos es bien sabido que el portero perdió la titularidad luego de esas calientes declaraciones de Matías Almeyda en las que dijo que había jugadores que para él no estaban rindiendo y ya no se tentaría el corazón para sentarlos, siendo el guardameta uno de los sacrificados.

Pues el miércoles por la tarde comenzó a circular una imagen del portero acompañada de la frase "Les he fallado tanto que ya no me siento parte de Chivas, tomé una decisión y espero que Matías la respete".

Al enterarse, el jugador primero se asustó pensando que algunos aficionados o incluso alguno de los jefes fueran a pensar que el mensaje era real y venía de él.

Después, entre la molestia de ver esas publicaciones, hasta asesorarse sobre si procedía una demanda, pero luego de investigar que salió de una de esas miles de páginas de rumores y noticias de aficionados en Facebook, prefirió limitarse a aclarar el asunto en su cuenta de Twitter, pidiendo que denunciaran esa página como falsa.

Oribe no se negó

Para seguir con la polémica de Oribe Peralta, les cuento que el delantero del América tiene la conciencia bien tranquila porque sabe que nunca se negó a ir con la Selección Mexicana y que siempre ha tenido una gran comunicación el técnico Juan Carlos Osorio.

De hecho, cuando el timonel nacional realizó su primer boceto de convocados, en esa lista no tenía considerado al "Cepillo" porque ya lo conocía perfectamente, y lo que le interesaba era ver en acción a otras opciones, como Raúl Jiménez y Marco Fabián.

Este punto se lo dejó bien claro al jugador, y no sólo a él, sino también a todos los que integran la Comisión de Selecciones Nacionales.

Por un momento llegó a considerar llamar a Oribe, cuando descartó a Carlos Vela, pero sólo fue un pensamiento en voz alta de parte del estratega y el jugador siempre estuvo atento a cualquier llamado de última hora. El "Hermoso" tomó los días de descanso que el América les dio a todos sus futbolistas por igual.

Si alguien conoce el carácter de Peralta y la forma en que se ha desempeñado, sabrá que es un futbolista que siempre, pero siempre está puesto y dispuesto para jugar, incluso a veces hay que frenarlo porque no quiere perderse ningún partido, como en aquella vez en la que se desvaneció después de un golpazo en la cabeza y regresó a la cancha, o cuando pidió que le pusieran una faja para aguantar el dolor de la ciática y regresar lo antes posible.

Mail: san.cadilla@reforma.com