lunes, 18 de abril de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 18 Abril 2016

Cuestión de energía

Ahora que parece que a los Jaguares les echaron mal de ojo por las derrotas y la falta de pagos al plantel, no estaría nada mal que Ricardo La Volpe recurra a sus viejas amistades para ver si así atrae energía positiva.

Y es que, todos los sabemos, el argentino tiene fe ciega en estas cuestiones, y ha llegado a realizar acciones increíbles como fundir su medalla de campeón del mundo en 1978 para hacer pequeños amuletos para asegurar el éxito de sus jugadores de la Selección, como pasó en el Mundial 2006.

De ese mismo torneo, llegó a mis oídos una anécdota que, aunque en el momento causó furia entre los miembros del plantel, ahora algunos la cuentan de manera muy cómica.

Previo a enfrentar a Portugal, más de uno se enteró de que el "Bigotón" ya no sólo exhibiría sus famosas corbatas de Dragón, sino que haría cambios en las posiciones porque así se lo recomendó su asesora, Caty Camacho, quien percibió que si "Maza" Rodríguez jugaba como lateral derecho, el Tricolor atraería todas las buenas vibras y el triunfo estaría más cercano. ¡Así como lo leen!

Por supuesto que Rodríguez estuvo perdido en la cancha y nomás no dio una, lo que La Volpe atribuyó al jugador y no a que lo movió de zona. Así que, tras el descanso, lo mandó a la banca por Sinha. Ya con todos los jugadores en la posición correcta, el Tri mejoró notablemente y por poco le empata a Portugal, de no ser por la falla de Omar Bravo en un penal.

La situación que irritó a más de uno en pleno Mundial hoy simplemente causa risa. Por eso, a ellos no les pareció extraño que La Volpe haya perdido los estribos con el "Piojo" Herrera por querer saludarlo antes de un partido.

Un método distinto

Nomás para que vean todo lo que está haciendo el Celaya con el propósito de llegar al Máximo Circuito por méritos propios. Hace unos días tuvieron como invitado especial al ex árbitro Arturo Brizio Carter, mundialista y amplio conocedor de la reglas arbitrales, quien llegó de lo más relajado a platicar con los jugadores para darles un curso de lo que deben y no deben hacer en la cancha, de cómo deben comportarse para evitar alguna sanción o tarjeta innecesaria.

Su plática fue muy amena porque además contó anécdotas, puso ejemplos muy claros y les hizo el día, para que vean que no todo tiene que ser duro y lineal.

A Brizio Carter lo trataron a cuerpo de rey y hasta un recorrido guiado por el mismísimo Guillermo Lara, promotor y mecenas de este club, por el nuevo estadio "Emilio Butragueño" le dieron.

Así que mientras el Celaya hace su luchita, seguro en Chiapas andan bajando a toda la corte celestial para que no se les vaya a frustrar la eventual venta del equipo, pues ya no pueden con la carga económica.

Mail: san.cadilla@reforma.com