martes, 26 de abril de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 26 Abril 2016

El misterio de los guaruras

Hugo Sánchez se quejó hasta el cansancio de que no lo blindaron cuando fue técnico de la Selección Mexicana, y quizá por ello hoy ha llevado ese concepto al extremo.

Y es que por todos es bien sabido que al "Pentapichichi" no le gusta pasar desapercibido y no sólo por la fama que lo precede como una leyenda del Real Madrid, sino incluso por sus declaraciones, actitudes o hasta sus manías.

Les cuento que hace unos días a más de uno le brincó el ver a Hugo arribar a un evento de la Fundación Real Madrid en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, ya que hasta 4 guaruras estuvieron al pendiente de sus pasos.

Dicen que antes de que llegara al prestigioso hotel en Reforma en donde se celebró el evento ya le habían diseñado toda una estrategia para su arribo, como si se tratara de la visita de un Jefe de Estado.

El evento transcurrió conforme a lo esperado, con Hugo acaparando todos los reflectores, pero, eso sí, pasó casi media hora para que abandonara el inmueble, hasta que sus guardaespaldas se cercioraron de que los pasillos estaban casi vacíos y no había quien trastocara la tranquilidad de Sánchez.

Y como ya ven que no soy malpensado, pues se me hace muuuy extraño que Hugo no resida en la Ciudad de México y se haya quedado en San Diego, por más que pudiera ser una decisión normal.

Rascándole un poquito me enteré que el "Penta" no se separa de los guaruras ni estando dentro de las instalaciones de la televisora en la que colabora y, diiicen, es tal su paranoia que hasta personal de la empresa tiene que pedir autorización para acercársele.

Por mucho que Hugo siempre se ha sentido intocable, algo no me cuadra... ¿Por qué tanta seguridad? Prometo decirles más del asunto...

El segundo Gudiño

Dicen que el Porto anda cuidándose bastante bien las espaldas desde que la FIFA le aplicó un castigo ejemplar a tres clubes españoles por el fichaje de menores, lo cual no implica que el cuadro luso no se mantenga al pendiente de sus joyitas.

Y es que me contaron que los visores de los Dragones han seguido al tanto de Emmanuel Gudiño, el hermano menor de su portero Raúl, y quien a principios de año pusieron a prueba en un campamento organizado por el club portugués.

Diiicen que las condiciones del mexicano agradaron en el Porto y que la única preocupación era la inactividad del muchacho luego de que las Chivas lo dieron de baja de este lado del charco.

Afortunadamente para Emmanuel, el Guadalajara aplicó esa de "nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde" y decidió registrar otra vez al meta en la categoría Sub 15 y quién sabe si en una de esas vive un destino similar al de su hermano mayor y el club rojiblanco acaba por retacarse los bolsillos vendiéndolo al multimexicanizado Porto.

Mail: san.cadilla@reforma.com