viernes, 6 de mayo de 2016

Columna San Cadilla Mural - 06 Mayo 2016

Atlas rojiblanco

Yo no sé quién esté asesorando a la directiva del Atlas, pero me parece que debe ser chiva.

Tal parecería que pensaron "¿cómo le hacemos para que se enoje la Fiel? Ah, ya sé" y tómala.

Miren que mover los juegos al domingo sólo para enlazarlos con Masterchaf, La Nacademia o el programa de moda que tengan, ya es motivo de enojo para los seguidores, pero luego decir que lo hacen por los niños, ¿a quién quieren engañar?

Ya nomás les falta que quieran cambiar el negro por el blanco en el uniforme y que sea de rayas. Mejor no doy ideas.

Una tras otra, en TVAzteca han estado pegándole al orgullo rojinegro y lo peor es que parece que ni cuenta se están dando.

Claro, también está la posibilidad de que, con toda premeditación, estén buscando tapar las declaraciones de Gustavo Costas para que nadie le haga caso a sus acusaciones y entonces sí, lo están logrando bien.

Según Gustavo Guzmán el argentino nomás está preocupado por el dinero. ¡Pues claro! Si lo contrataron con un sueldito de más de un millón de pesos mensuales, ¿quién no? Aquí la pregunta es ¿quién fue el brillante que le hizo ese contrato?

Ignoro si sea el mismo que quiere cambiar el horario, aunque no dudaría que en dos semanas digan los aztecos "como la afición pidió mantener los juegos en sábado, entonces nos quedamos igual".

Ahí ya calmarían a la gente que para ese entonces ya se le bajó el enojo también de que su entrenador sea el "Profe" Cruz, al que por cierto, presentan la próxima semana.

Chiva-queja

Y hablando de quejas de aficionados, algunos rojiblancos andan enojados porque les cumplirán la promesa de darles su entrada gratis a la Liguilla a los chivabonados que acudieron a todos los partidos, peeero deberán recoger un boleto entre sábado y domingo en taquilla o las chivatiendas.

La queja es porque los harán formarse por un boleto en lugar de pasar con su tarjeta, pero el argumento del club es que no quieren que haya desmanes en los accesos el día del partido con los que quieran aplicar la mecsican style de "yo sí vine a todos los juegos, tu sistema ha de estar mal".

Obviamente está el caso de los abonados foráneos, y ya han prometido ver casos especiales como esos. ¿Entendido? Ahora sí, ¿todos contentos?

Invasión extranjera

Pues como les adelanté hace unos meses, la regla de naturalizados y extranjeros será modificada.

Ya la propuesta avanzó, fue palomeada y adivinen cuántos extranjeros podrá tener cada equipo... ¡"solamente" 10!

Bueno, de hecho podrán ser más, porque podrán contratar 15 ó 20, pero "sólo" 10 serán elegibles para cada juego.

Ah, y los nacidos en el extranjero, pero de padres mexicanos cuentan como nacionales, como por ejemplo Miguel Ponce.

Según los ideotas de nuestros dirigentes (perdón, escribí mal, quise decir "las ideotas", una disculpa) ahora será mejor la cosa, porque de los 18 jugadores convocados a cada partido deberá haber forzosamente 8 nacidos en México y los naturalizados contarán como extranjeros. No, pos sí.

De buenas que la medida era para reducir los foráneos, si no ¡imagínense!

Según los de pantalón largo, ahora bajarán los precios de los nacionales. Yo les puedo garantizar que será todo lo contrario.

Pero eso sí, actualmente están preocupadísimos por "el qué dirán" y no saben cómo contrarrestar las críticas cuando los acusen de discriminación contra los naturalizados porque no serán contabilizados como mexicanos.

Es decir, que en lugar de preocuparse por la partida de mad...ndarina en gajos que le pondrán a las selecciones mexicanas, nomás están pensando cómo evitar las críticas.

Debo aclarar que no todos opinaron a favor de esta decisión que el 26 de mayo será anunciada, Chivas, León y Pachuca no estuvieron de acuerdo, pero como dijo Hugol Sánchez, donde mandan televisoras, agua y ajo (¿o cómo era?).

Mail: san.cadilla@mural.com