miércoles, 4 de mayo de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 04 Mayo 2016

Le aceleran

Me contaron que están acelerando los trabajos en el Estadio Azteca, que ya metieron más personal porque urge que el lugar esté listo para celebrar su 50 aniversario, el próximo 29 de mayo.

Para el arranque de la Liguilla todavía estará en construcción gran parte de la zona baja, donde ahora pondrán lugares "Lounge", así como dos palcos más, similares al presidencial.

Lo nuevo será poder ver los duelos en salitas con mesas y periqueras para disfrutar el encuentro con otra visión.

Se perderán cerca de 15 mil asientos porque también en la parte alta, donde estarán las nuevas cabinas para medios de comunicación, van a implementar algunos lugares VIP, como se hacia en los partidos de la Selección Nacional, pero ahora dotados de mayor confort.

Si todo marcha como lo han previsto y el América llega a la Final, dicen... dicen que podría jugarse en un coso remodelado, porque la segunda parte de las obras dará inicio en junio, para estar listos en agosto, cuando venga la gente de la NFL a realizar una revisión exhaustiva.

También me cuentan que ya se acerca la demolición del antiguo Centro de Capacitación, donde pondrán una plaza comercial, que conecte con el Coloso de Santa Úrsula.

Y hasta el Nido de Coapa también será renovado porque 100 años no se cumplen todos los días.

Fieles a su apodo

Pues ya pasaron algunos días de la visita del Tijuana a Pumas, pero me enteré de una situación donde se puede apreciar que si en algo se identifican los jugadores de los Xolos con el equipo es que en efecto son muy "perros".

Y es que resulta que después del partido en CU apareció bastante molesto el delantero Dayro Moreno, y así con el ceño fruncido, según me platicaron, estaba a punto de subirse al camión cuando de pronto una señorita de resaltable "configuración" física le dijo al colombiano si le podía dar un minuto de su tiempo.

Dicen que toda esa dureza desapareció del rostro de Dayro, se olvidó de la prisa y con una sonrisita coquetona volteó hacia la dama para decir algo como "claro, qué se te ofrece, buenas noches..." y quién sabe qué más en tono bastante amable. Pero cuando la dama alzó la mano y mostró su grabadora para hacerle preguntas y se acercaron otros reporteros que andaban por ahí, como que le regresó la memoria a Moreno, se le borró la sonrisa de seductor y entonces dijo algo así como "¡ah! ¿es para eso?, entonces no" y volvió a la cara de pocos amigos y paso veloz al camión.

Podrá haberles ido mal en el torneo, pero de que los Xolos sí son muy "perros"... no cabe duda.

Mail: san.cadilla@reforma.com