jueves, 5 de mayo de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 05 Mayo 2016

No sólo es el 'Chepo'

Déjenme les platico que la afición del Toluca da por un hecho que llegará José Manuel de la Torre a tomar el lugar de José Cardozo en el banquillo de los Diablos Rojos, pero no es la única opción que maneja la directiva escarlata.

Además del "Chepo", cuyo nombre fue coreado a todo pulmón por la grada Nemesio Diez en los minutos finales del partido entre el club mexiquense y Cruz Azul, el conjunto rojo también se acercó a Gustavo Matosas.

La dirigencia sondeó con Matosas la posibilidad de llegar al equipo, luego que el ciclo de José Cardozo se veía terminar desde hace algunas semanas de la triste manera en que lo hizo.

A Gustavo la idea no le desagradó pues en Toluca pasó gran parte de su infancia, ya que su padre Roberto fue futbolista en la institución.

Además, el exDT del León, Atlas y América ya quiere volver a la actividad, luego de descansar un tiempo en Sudamérica.

Castigos light...

Yo no sé qué privilegios tiene cierto club del norte del País en cuyo estadio los árbitros pueden ser agredidos o los aficionados casi matarse entre sí, sin que dichos actos pasen de un aviso de veto.

Y es que la Comisión Disciplinaria puso la vara muy, muuuy alta, en cuanto a los castigos, lo cual me da a pensar que o alguien tiene muy buenas palancas en la Federación Mexicana de Futbol o simple y sencillamente el organismo de la FMF tiene a su "consen" por aquellas tierras.

Todo esto a colación del pleito que se registró entre los aficionados de Santos y Tigres en las gradas del Estadio Corona y que fue tan violento que hasta 18 sujetos terminaron en el Cereso de Torreón. Pero... ¿la sanción? 219 mil 120 pesos y un aviso de veto.

No es la primera vez que cae un castigo taaan light pese a que no bastaron las medidas de seguridad que son responsabilidad de un club local: en mayo de 2015, una persona invadió la cancha del Corona para agredir al árbitro Fernando Guerrero... ¿La sanción? aviso de veto y una multa de 140 mil pesos.

En agosto de 2013, un aficionado lanzó una botella al técnico de los Tigres, Ricardo Ferretti, quien responsabilizó al Santos de la conducta de sus aficionados... ¿La sanción? un aviso de veto y una multa de 129 mil 520 pesos.

Lo que no saben quienes solapan que estos actos no tengan castigos ejemplares es que eventualmente se van a enfrentar a algo que ni con castigos van a poder remediar.

Mail: san.cadilla@reforma.com