miércoles, 11 de mayo de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 11 Mayo 2016

Pide consejo

Hace unas semanas les conté que uno de los candidatos más fuertes para suceder a Jorge Borja Navarrete en la presidencia del patronato de Pumas es Rodrigo Ares de Parga, cuyos bonos cada día suben más de cara a la Asamblea de Socios del 20 de mayo.

Me enteré en estos días que si el señalado en cuestión es uno de los que lleva delantera en la carrera es debido a que fue recomendado por Juan Ramón de la Fuente, a quien el Rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, le pidió un sabio consejo, ya que su dominio del tema futbolero no es precisamente fuerte. El mandamás universitario se acercó a De la Fuente y el nombre de Ares de Parga salió de inmediato.

Y es que la relación entre ambos es fuerte pues por el año 2005 De la Fuente era el Rector de la UNAM y Ares vicepresidente operativo en la gestión de Arturo Elías Ayub al frente de los felinos, justo en una época de bonanza auriazul.

Con nueve días para que se realice la Asamblea de Socios que marcará el relevo forzoso en la presidencia de los Pumas, el tiempo de hacer proselitismo es prácticamente nulo y parece que lo mejor para hacer la diferencia es una buena recomendación, y vaya que Ares cumple con este pequeño requisito para hacerse del puesto que dejará Borja.

Da color

Si bien el sonido local de un estadio es para alentar a su propio equipo ningún extremo es bueno y en Ciudad Universitaria han alcanzado uno de ellos.

La voz oficial del Estadio Olímpico Universitario es conocida por su entusiasmo desde que presenta a la mascota "Goyo", el Himno Deportivo Universitario y el climático momento de dar la alineación de Pumas, en la cual se toma su tiempo para cantar a todo pulmón los apellidos de los felinos mientras la grada los corea.

Pero ya desde hace un rato le ha dado por tomar una ridícula línea de casi casi excluir al equipo visitante, pues al momento de mencionar la alineación inicial siempre lo hace con una prisa tal que a veces no se entiende lo que dice, como si eso fuera a intimidar a los rivales de Pumas o a darles alguna ventaja en el campo.

Lo que deberían decirle a mi amigo de la megafonía del Olímpico Universitario es que su patético proceder en vez de poner a temblar a los visitantes, lo único que consigue es perjudicar a la afición local, pues mientras todos se quedan con cara de "What?", por la chistosada de leer en friega la alineación visitante, en las tribunas nadie sabe contra quién juegan los universitarios.

Ojalá le den un jalón de orejas a mi cuate y que para el juego de Libertadores haga bien su trabajo e informe como debe de ser quiénes son los 22 protagonistas iniciales del partido.

Mail: san.cadilla@reforma.com