viernes, 3 de junio de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 03 Junio 2016

Una mano al ex hermano

Ya no son hermanos, pero como si lo fueran.

Me cuentan que el uruguayo Brian Lozano no se va a quedar en el América porque les urge que el volante tome minutos y siga creciendo, para después recuperarlo como en su momento hicieron con el "Rifle" Andrade (quien también está transferible).

Por lo que su destino podría estar entre Necaxa y Puebla, aunque al parecer los Rayos llevan mano, pues al técnico Alfonso Sosa le gusta el perfil del volante, tomando en cuenta que es joven, con muchas cualidades, que saldrán a la luz en México cuando tenga ritmo y continuidad.

Pero Lozano no será el único que vaya del Nido de Coapa a Aguascalientes, porque además de que las Águilas buscarán foguear a varios de sus canteranos, también les van a dar la primera opción respecto a los jugadores transferibles.

Por eso podrían caer al Estadio Victoria elementos como el defensa Ventura Alvarado, el contención Javier Güémez, quien ya terminó de rehabilitarse pero tendría pocas oportunidades de jugar, tomando en cuenta que José Daniel "Chepe" Guerrero y William da Silva son los que están peleando por dicha posición, y tendría muy poco minutos.

Junto a ellos también suenan Martín Zúñiga, Alex Díaz y hasta Moisés Muñoz, para que termine los seis meses que le quedan de contrato como azulcrema.

Ya veremos.

Guerra declarada

Y para no dejar el tema América, me cuentan que ahora que vienen los ajustes de horarios para el próximo torneo, el cuadro azulcrema estudia hacer un cambio que podría parecer un tanto polémico.

Resulta que tras la salida de Chivas del consorcio de televisión que transmitía al Rebaño, quedará un hueco importante los domingos por la tarde que bien podrían suplir con las Águilas, equipo que hace varios años jugaban en domingo y no le iba nada mal, tanto en audiencia como en asistencia al estadio.

Pero por ahí dicen en "radio pasillo" que también están viendo la opción de esperar a que el chiverío defina su horario, que podría ser viernes por la noche o sábado por la tarde, para ponerlo a la misma hora, echarse un tiro y ver de qué cuero salen más correas con el tema de la audiencia.

Por lo pronto les digo que hace unos años, cuando el América cambió de horario, perdió algunos adeptos que gustaban de ir en familia los domingos por la tarde, pero ganó otro tipo de público más juvenil al que le encanta ir los sábados para iniciar la fiesta ahí e irse "a seguirla" a otro lado.

En fin, habrá que ver lo que al final dicen los estudios de mercado de la televisión, así como los anunciantes, quienes tienen la última palabra.

Mail: san.cadilla@reforma.com