domingo, 12 de junio de 2016

La Dominguera - Columna San Cadilla Mural - 12 Junio 2016

Universo paralelo

En días en que la Selección Mexicana marca la agenda futbolera nacional, la afición tricolor vuelve a ilusionarse con la idea de un equipo campeón.

Esa confianza casi ciega siempre vuelve a aparecer, a pesar de una larga historia de decepciones. Con cada nuevo torneo, sobre todo si se encara con seriedad, como la Copa América Centenario, el fanático vuelve a sentarse frente al televisor esperando que la historia sea distinta.

A 30 años de México 86 y a medio camino rumbo a Rusia 18, hagámonos algunas preguntas sobre lo que habría pasado si algunos detalles hubieran salido de manera diferente en la Copa del Mundo.

¡MALDITOS PENALES!

¿Qué habría pasado si el sábado 21 de junio de 1986, en el México-Alemania, de Cuartos de Final, en Monterrey, el disparo de Carlos Muñoz en el tiro de esquina del gol anulado de Francisco Javier Cruz, al minuto 70, hubiera entrado a la portería en lugar de pegarle a Andreas Brehme en la cara?

¿O si en esa misma jugada Raúl Servín no se hubiera estrellado con Brehme cuando se enfilaba a rematar el recentro de Hugo Sánchez antes de que el "Abuelo" mandara el balón a gol, acción que el el árbitro Jesús Díaz Palacios marcó como falta?

¿O si el portero Harald Schumacher no hubiera detenido de forma increíble el disparo a quemarropa de tijera de Javier Aguirre en la agonía del juego?

¿O si Fernando Quirarte y Servín hubieran tirado con un poquito de seguridad sus penaltis en la tanda de desempate?

¿O si Hugo no se hubiera acalambrado antes de los penales?

¿México habría enfrentado a Francia en el Estadio Jalisco en Semifinales? ¿Habría ganado? ¿Habría jugado la Final en el Estadio Azteca frente a Argentina?

LA MISMA PIEDRA

¿Qué habría pasado si el martes 5 de julio de 1994, en el Estadio de los Gigantes, en East Rutherford, Luis García no se hubiera hecho expulsar al minuto 57 del partido de Octavos de Final contra Bulgaria por patear a Ivaylo Yordanov en la cara en una jugada intrascendente?

¿O si Miguel Mejía Barón no se hubiera guardado los cambios, por temor a que el equipo se le descompusiera, y no hubiera dejado en la banca a Missael Espinoza, Carlos Hermosillo o Luis Miguel Salvador?

¿O si Hugo Sánchez no se hubiera hecho del rogar para entrar como media punta y hubiera sido el líder y figura que el Tricolor necesitaba?

¿O si Alberto García Aspe hubiera sido tan confiable como siempre desde el manchón de penalti en la serie definitiva?

¿O si Marcelino Bernal hubiera tirado un cañonazo como acostumbraba en lugar de colocar el balón y enviar una desgracia de tiro que detuvo Borislav Mihaylov?

¿O si Jorge Rodríguez no hubiera hecho el peor disparo imaginable?

¿Habría México enfrentado a Alemania en Cuartos de Final? ¿Habría ganado como lo hizo Bulgaria? ¿Habría enfrentado a Italia en Semifinales?

EL 'ALEMÁN' LARA

¿Qué habría pasado si el 29 de junio de 1998, en Montpellier, en los Octavos de Final, contra Alemania, el árbitro marca penalti al minuto 61, cuando Michael Tarnat se barre y derriba a Jesús Arellano?

¿O si en esa misma jugada el intento de despeje de Lothar Matthaeus no es desviado por el portero Andreas Koepke y termina en autogol en lugar de en el poste?

¿O si todavía en esa misma acción Luis Hernández, autor del 1-0, clava el segundo con la portería abierta después del pase de Cuauhtémoc Blanco en el centro del área, en lugar de patear débilmente y a la manos de Koepke?

¿O si Raúl Rodrigo Lara despeja un centro de rutina al 75' en lugar de dejar que el balón le pase por enmedio de las piernas para que le quede en bandeja a Jurgen Klinsmann en la jugada del 1-1?

¿O si Lara marca o por lo menos le estorba a Oliver Bierhoff en el remate del 2-1?

¿Habría México enfrentado a Croacia en Cuartos de Final? ¿Habría ganado? ¿Habría jugado contra Francia en Semifinales?

DESGRACIA EN COREA

¿Qué habría pasado si el 17 de junio de 2002 Javier Aguirre no saca de la cancha al hombre más peligroso del Tri, Ramón Morales, al minuto 27 de partido de Octavos frente a Estados Unidos para meter a Luis Hernández?

¿O si el árbitro Vítor Pereira hubiera marcado penalti al 54, tras una clara mano de Gregg Berhalter en el área?

¿O si a 13 minutos del final, en lugar de meter a Alberto García Aspe para que se retirara de la Selección, hubiera buscado acortar distancias en el marcador, que ya estaba 2-0, cuando en la banca tenía a Francisco Palencia?

¿Habría México de todos modos muerto de nada? ¿Habría podido mandar el partido a tiempo extra? ¿Habría enfrentado a Alemania en Cuartos?

BONITO, NOMÁS

¿Qué habría pasado si en su mejor partido de Alemania 2006, el 24 de junio, en Leipzig, cuando México ganaba 1-0, con gol de Rafael Márquez, Jared Borgetti hubiera marcado como se debía a Hernán Crespo en el tiro de esquina del 1-1?

¿O si Pável Pardo (38') y Andrés Guardado (66') no se hubieran lesionado y dejado a Ricardo La Volpe con un solo cambio para el resto del partido?

¿O si el árbitro Massimo Busacca le saca la tarjeta roja a Gabriel Heinze por una falta sobre al último hombre, Francisco Fonseca, en una oportunidad manifiesta de gol después de un error en la salida de Argentina, al 45'?

¿O si Gonzalo Pineda le tapa el disparo a Maxi Rodríguez en lugar de contemplarlo bajar con el pecho y rematar de volea un centro de Juan Pablo Sorín, al 99', en la jugada del 2-1?

¿O si en esa misma acción Oswaldo Sánchez da un paso o dos en lugar de volar desde su posición para tener mayor oportunidad de desviar el tiro?

¿Habría ese México, que jugaba por nota y tenía la mentalidad necesaria para ganar, enfrentado a Alemania en Cuartos?

AY, JAVIER

¿Qué había pasado si Javier Aguirre no hubiera experimentado con el ingreso de un intrascendente Adolfo Bautista el 27 de junio, en Johannesburgo, frente a Argentina en Octavos de Final?

¿O si los disparos de Carlos Salcido y Andrés Guardado hubieran acabado en gol en lugar de rasparle la pintura a los palos de la portería de Sergio Romero?

¿O si el árbitro Roberto Rosetti marca fuera de lugar en la jugada del primer gol de Carlos Tévez, al 25', cuando las pantallas del Soccer City mostraban que estaba por lo menos un metro adelantado?

¿O si Ricardo Osorio no le regala la pelota en un intento de salida a Gonzalo Higuaín en la acción del 2-0, al 33'?

¿México habría dado más pelea? ¿Habría tenido oportunidad de avanzar?

DEL GOZO AL POZO

¿Qué habría pasado si el 29 de junio, en Fortaleza, en los Octavos frente a Holanda, Francisco Javier Rodríguez no se hubiera resbalado en una salida de rutina y Héctor Moreno no se hubiera fracturado la pierna izquierda?

¿O si Javier Aquino o Javier Hernández hubieran marcado a Wesley Sneijder al 87', en la jugada del gol del empate 1-1?

¿O si el árbitro Pedro Protenza no hubiera marcado penalti en la jugada en la que Arjen Robben se tira un clavado tras un intento de Rafael Márquez de recuperar el balón al 91'?

¿O si antes Miguel Layún no hubiera contemplado la escapada de Robben desde la media cancha por el sector derecho?

¿O si la barrida de Diego Reyes hubiera llegado medio segundo antes para mandar el balón a tiro de esquina?

¿O si después Guillermo Ochoa le hubiera hecho caso al técnico Miguel Herrera de lanzarse abajo y a la derecha en el tiro del penalti de 2-1 definitivo, marcado por Klaas Jan Huntelaar, el lugar de a la izquierda?

¿México habría aguantado los 5 minutos con el 1-0 de Giovani dos Santos? ¿O en todo caso mandar el partido a tiempo extra o a penales? ¿Habría enfrentado a Costa Rica en Cuartos o incluso a Argentina en Semifinales?

Bien lo dijo Mejía Barón inmediatamente después de la eliminación del Mundial Estados Unidos 94, cuando le preguntaron qué habría pasado si hubiera hecho cambios contra Bulgaria: "El hubiera no existe".

¿Pero a poco, mis filosos lectores, no se han hecho alguna de estas preguntas más de una vez?

Mail: san.cadilla@mural.com