martes, 26 de julio de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 26 Julio 2016

Anuncios
Maldito subconsciente

Hay amores que no mueren y parecen que el de Tomás Boy por el Atlas está más vivo que nunca.

Resulta que a Boy se le cuatrapearon los cables dos veces en la conferencia de prensa del sábado después del partido contra Pumas y confundió a Cruz Azul con "sus" rojinegros al decir algo así como "yo creo que el Atlas, no, perdón, Cruz Azul, va mejorando"...

Pero lejos de ponerse serio y tirar alguna lindura para remediar el resbalón, Tomás hasta sonrió cuando la regó, y eso sí, dejó bien claro que el Atlas SÍ llegaba a Liguillas cuando él era el que mandaba.

Así que agarrando sus propias palabras, pues ojalá y El "Jefe" empiece a amar muy pronto a La Máquina si es que ese es el requisito para volver a ese bonito territorio llamado Liguilla que Cruz Azul no pisa desde hace dos años.

Primer paso

Hace no mucho no me costaba trabajo atizarle a la directiva de Pumas por su falta de visión mercadológica al manejar las entradas para sus partidos de manera pareja: llámese que los niños pagan lo mismo que los adultos, lo cual es una atentado al bolsillo de quien quiera inculcarle a sus vástagos la tradición de ir a CU, porque eso de pagar mil pesotes en promedio por familia de 4 cráneos, pues está cañón.

Bueno, eso era con Mahbub y Borja para no ir muy lejos. Hoy tengo que reconocer que Rodrigo Ares ya dio un paso para "evolucionar" al respecto, pues para el juego ante León habrá descuento del 50% a los niños de primaria que vayan con un adulto y muestren su boleta de calificaciones al entrar el domingo al estadio.

Vaya pues, el primer paso está dado. Ojalá y vengan más.

Le dan 'cran' a una tradición

Las Celestes se han ido para nunca volver...

Me cooontaron que el proyecto de estas porristas que apoyaban en cada partido como local a Cruz Azul, así como en los eventos del equipo desde hace más de seis años, fue cortado de tajo por Robin Álvarez, hijo del presidente celeste Guillermo Álvarez Cuevas.

Diiicen que el integrante del Consejo Consultivo determinó que Las Celestes simplemente ya no daban para más y por eso el sábado pasado, en el duelo ante Pumas, no las vimos realizar sus tradicionales coreografías o regalar autógrafos en alguna de las puertas del Estadio Azul y en su lugar, el vástago de "Billy" dio luz verde a un nuevo proyecto con seis chicas que integran un grupo denominado Las de Azul, las cuales pues también llenarán la pupila de los asistentes aunque nadie sepa qué van a hacer realmente.

Y es que el sábado, estas muchachas estuvieron bailando como en antro, (sin ton ni son), por lo que falta ver si lograrán algo como Las Celestes, quienes llegaron a ser consideradas de las mejores porristas de la Liga MX y para muchos, lo único bueno que ofrecía Cruz Azul desde el título del Invierno 97.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios