miércoles, 3 de agosto de 2016

Columna San Cadilla Mural - 03 Agosto 2016

Anuncios
Una buena y...

Como les platicaba ayer, en el Atlas están felices y sus aficionados una vez más esperanzados en que este torneo será el bueno.

Específicamente, sienten que al fin tienen una defensa sólida como no la había hace muchos años, con Rafa Márquez como escudo y los centrales Leiton Jiménez y Stiven Barreiro siendo una barrera para que a Óscar Ustari le lleguen poco.

Pues lamento ser yo el de las malas noticias, pero es mi deber advertirles que no se deben emocionar mucho.

El pase del defensa colombiano les costó 800 mil dólares, una verdadera ganga para los precios actuales, porque resulta que lo agarraron siendo banca, cuando en realidad al que tenían en la mira era al titular William Tesillo.

Nomás que el "Profe" Cruz lo vio entrar de relevo en el Independiente Santa Fe, le dio seguimiento dentro y fuera de la cancha, incluso fue a visitar su casa y finalmente fue quien le gustó para contratarlo.

Ahora fue convocado a la Selección Colombiana de Juegos Olímpicos, pero el Atlas decidió no prestarlo.

Total, que se sacaron la lotería porque ya hay equipos europeos dándole seguimiento, por lo que, con lo que les costó, fácilmente pueden hacerle una buena oferta a los Zorros.

Sí, ya sé que como rojinegros estarán pensando: "Pues fácil, que no lo vendan", sí claro, así pensaba La Fiel de Ponchito González y ya ven lo que pasó.

Que, por cierto, sigo sin saber a quién compraron con el dinero que entró por el volante canterano, pero bueno, eso ya es otra historia.

Créanme que me duele recordarles que en el Atlas no hay lana, pero bueno, por lo pronto a disfrutarlo esperando que los lleve a la Liguilla (y como dijo Buzz Lightyear)... ¡y más allá!

De Lituania a los Cuervos

¿Se acuerdan de un delantero llamado Josuetl Rea que jugó en Lituania y que andaba probándose en las Chivas? Bueno, pues si no se acuerdan, no le hace, porque el atacante se quedó como el chinito y ya le dieron gas.

Este jugador llegó con la intención de encontrar un lugar al menos en la Segunda División de las Chivas y de ahí brincar si el "Míster" Matías Almeyda le veía condiciones, digo ante la falta de goleadores, cualquier hoyo es trinchera.

Pues la cosa es que en dos meses el DT argentino no le vio condiciones... bueno, en realidad no le vio nada, o para ser más claro ¡no lo vio!

En el tiempo que anduvo entre la Gigantera y Verde Valle, no fue visto tampoco por nadie del cuerpo técnico, es más, diiicen que ni los jardineros lo pelaron.

El gran problema que encontró este jugador es que Jaime Ordiales fue quien aceptó que llegara a probarse y como quisieron eliminar todo lo que oliera al ex directivo, pues ya se imaginarán por qué no se quedó.

Ahora el futbolista ya está probando fortuna en los Cuervos JAP, de Ensenada, equipo de estreno en la Segunda División Premier; digo, no son los Cuervos de Nuevo Toledo, pero al menos seguirá jugando.

El mismísimo infierno

Los que de plano no ven una son los Diablos Rojos del Toluca.

Además de sólo tener un punto y que en Chiapas tuvieron que rodear por terracería ante los bloqueos de los maestros (por llamarles de algún modo), ahora deberán jugar el próximo domingo en el Estadio Alberto "Chivo" Córdoba, de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Aparte de ser un inmueble poco preparado para el nivel de la Liga MX (que no es tan alto tampoco), la directiva no tiene ni idea de cómo acomodarán a sus abonados.

No duden que ya enojados de entrada los aficionados empiecen a exigir la salida de Hernán Cristante y empiecen a pedir a Chepo de la Torre, quien fue la primera opción, pero como todos sabemos la lana que se dejó pedir detuvo el asunto.

Atentos para ver arder el infierno.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios