domingo, 7 de agosto de 2016

Columna San Cadilla Mural - 07 Agosto 2016

Anuncios
Grandes ganadores

A pesar de que uno de los propósitos principales del deporte es formar personas con valores, la intención de algunos directivos es simplemente ganar, a como dé lugar y cueste lo que cueste.

La semana pasada se dio a conocer la noticia de que, de cara a la Copa Africana de Naciones 2017, 26 futbolistas nigerianos fallaron en las pruebas de edad a las que fueron sometidos. Algunos de esos futbolistas jugaron contra México en la Final del Mundial Sub 17 de 2013, que terminó 3-0 a favor de los africanos.

La mentira sobre la edad de algunos de ellos era evidente, pero no había un estudio que sustentara las sospechas de tanta gente desde que se instauró el certamen juvenil, en 1985.

La revelación disipa la duda respecto a muchos futbolistas que evidentemente no tenían la edad con la que se les registraba en los torneos de Selecciones menores, sobre todo en los Mundiales Sub 17.

Nigeria es el mayor ganador de la categoría, con cinco campeonatos del mundo.

ROBO NIGERIANO

En el Mundial Sub 17 de 2013, celebrado en Emiratos Árabes Unidos, los tricolores, entonces dirigidos por Raúl Gutiérrez, enfrentaron dos veces a Nigeria y en ambas perdieron.

En la fase grupos fueron goleados 6-1 y después chocaron por el título; con un 3-0 los africanos se quedaron con el trofeo.

Representantes de la prensa, mexicana e internacional, pusieron en tela de juicio la edad de casi todos los integrantes de la plantilla nigeriana, ya que su apariencia a todas luces no era la de chicos de 17 años.

El Tri tenía la oportunidad de ganar su tercer título de la categoría, después de las coronaciones en Perú 2005 y México 2011.

En su alineación en esa Final, Nigeria tenían a nueve jugadores mayores de 17 años, factor que fue determinante en los resultados del torneo.

A pesar de que las sospechas sobre las edades de futbolistas de Nigeria y otros países africanos, la FIFA no ha podido erradicar el problema, hasta que en 2009 aplicó resonancias magnéticas de la muñeca izquierda de los futbolistas para determinar sus edades.

La prueba consiste en un sistema de seis puntos que gradúa la zona del cartílago epifisario, el cual en escasas ocasiones se cierra antes de los 17 años.

Cuando la Federación Nigeriana se dio cuenta de lo que planeaba el organismo, retiró a 15 jugadores de su plantilla, pues era obvio que no cumplían con la edad para participar. En la Final del Mundial perdieron 1-0 contra la sorprendente Suiza.

El proceso de los futbolistas nigerianos es peculiar, pues figuras que prometen y deslumbran en los torneos juveniles, a los tres o cuatro años dejan de jugar. Así ocurrió con jugadores como Fatai Atere, Peter Ogaba y Phillip Osondu.

Después del engaño, sus carreras llegaban a la cúspide cuando esos chicos, que se suponía tendrían 21 años, ya andaban entre los 35 y 40.

"Nosotros usamos jugadores con mayoría de edad en torneos infantiles. Eso lo sé. ¿Por qué no decirlo? Es la verdad. Siempre hemos hecho trampa", dijo Anthony Kojo Williamns, entonces presidente de las categorías menores de Nigeria, en una entrevista en 2000.

"Cuando haces trampa, privas de sus derechos a las jóvenes estrellas que están intentando competir".

ABRAZO PARA PAPÁ

En 2007, el Mundial Sub 17 se jugó en la República de Corea y Nigeria logró su tercer campeonato de la categoría, al derrotar en la Final a España, en penaltis.

Hasta ahí, todo más o menos bien, pues había muchas dudas, como siempre, pero nadie había hecho las pruebas para comprobar que los africanos tenían más edad de la establecida para jugar en el torneo.

Una vez que las Águilas regresaron a su país algo raro desató la polémica que había perseguido a la Federación Nigeriana desde la década de los 80.

En la puerta del aeropuerto, muchos aficionados esperaban a sus estrellas juveniles para brindarles un cálido recibimiento, pero de repente una niña corrió a los brazos del portero Laide Okanlawon. Su hermana o su sobrina habrá sido, pero no.

Instantes después, una mujer y otro niño continuaron con los abrazos. Al final se trató de una foto familiar. El portero Sub 17 era padre de los dos niños.

En el registro de nacimiento de Okanlawon aparece 1990, mientras que su acta de matrimonio es de 2004, es decir, que a los 14 años se casó y tuvo dos hijos.

El caso sonaba extraño, pero no imposible, hasta que salió a la luz que el guardameta, quien fue el héroe en los penaltis frente a España, había nacido 11 años antes de su registro y jugó el Mundial Sub 17 a los 28 años.

El periodista nigeriano George Onmonya escribió un artículo sobre el registro civil de su país, que da mucha facilidad para modificar los datos de las actas.

"Puedes entrar fácilmente a la oficina de inmigración de Nigeria, tomar los documentos en el centro de negocios, cambiar tu nombre, lugar y fecha de nacimiento, pagar entre 7 y 10 mil naira (entre 700 y mil pesos mexicanos) y en unas cuantas horas completas el proceso", redactó Omnonya.

¿VÍCTIMAS?

Aunque nueve elementos de la alineación titular de Nigeria en la Final del Mundial Sub 17 de 2013 eran cachirules y le ganaron a México, lo cierto es que de este lado también se cuecen habas... o por lo menos se cocían.

En abril de 1988, en el Premundial de Guatemala rumbo al Mundial Sub 20 de Arabia Saudita 1989, el cuadro mexicano alineó con cuatro cachirules, luego de que directivos de la FMF alteraron sus actas de nacimiento.

José de la Fuente, Gerardo Jiménez, José Luis Mata y Aurelio Rivera fueron los elementos mayores de 20 años que jugaron ese torneo.

Luego de que una investigación, la FIFA privó a México de participar en cualquier competencia de futbol por dos años.

Por querer aplicar la misma de los nigerianos, México se quedó sin acudir a los Juegos Olímpicos Seúl 1988, el Mundial Sub 20 Arabia Saudita y la Copa del Mundo Italia 1990.

Estos señores dejaron claro que para algunos ganar es lo único, cueste lo que cueste.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios