martes, 16 de agosto de 2016

Columna San Cadilla Mural - 16 Agosto 2016

Anuncios
Nostalgia rojinegra

En plena época de festejos y celebraciones con el Centenario atlista, a los que se les sale una lagrimita casi a diario es a los ex directivos rojinegros que alguna vez estuvieron al mando del equipo de futbol.

A algunos ya los metieron en algo que llamaron Consejo Consultivo que ignoro yo si se hayan reunido o apenas anden en eso, pero hay otros por ahí que no saben qué hacer con su tiempo y el futbol les sigue llamando cada vez que se pegan a la almohada.

A tal grado está el asunto que están pensando en que regrese el futbol profesional a la institución, es decir al Atlas AC.

¡Caaalma! No se me asusten mis aficionados fieles, no es mi intención amargarles la semana de festejos, déjenme les explico.

Lo que quieren es poder contar con una Segunda o Tercera División que le permita a la institución que comanda los clubes deportivos seguir con voz y voto con los femexfutos y sentirse como que toman decisiones importantes en el futbol profesional.

Yo no veo tan mal darles un dulce a algunos socios, a final de cuentas hay más de un dueño de equipo en esas divisiones de dudosísimas procedencias, así que peor no lo harían.

No más penaltis

Un buen respiro obtuvo Matías Almeyda en Torreón al sacar el triunfo de visita y tener un colchón para enfrentar los clásicos que se vienen.

Efectivamente se vio mejor el Rebaño, pero deberá trabajar mucho todavía en la contundencia porque ni los penaltis que les marcan a favor han podido concretar.

Ahora le tocó a Marco Bueno ser el malo de la película al mandar su disparo por un lado cuando ni siquiera estaba enfrentando a un portero, sino a un jugador de campo.

Lo peor es que la confianza está haciendo mella en el plantel, porque cuando Agustín Marchesín se le tiró de la tercera cuerda a Ángel Zaldívar y el "Cantante" Fernando Guerrero le dio el penal a los rojiblancos, el "Gullit" Peña empezó a hacer como que la Virgen le hablaba.

Algunos empezaron a deliberar quién lo iba a tirar, hasta que la rifa del tigre fue para el suplente recién llegado de los Juegos Olímpicos.

Como el miedo no anda en burro y vienen compromisos con una fuerte presión mental, el DT argentino ya tomó cartas en el asunto y desde ayer puso a sus jugadores a practicar los cobros.

Ojalá mejoren porque si no, al rato tendrán que solicitar a la FIFA un permiso para que un penalti a favor se los dejen en tiro libre o tiro de esquina a favor, a ver si así tienen más chance.

¿Quién lo quiere?

El que sigue sin poderse consolidar en Europa es Diego Reyes. Al defensa central ya no lo quieren en el Porto, a diferencia de sus compatriotas a quienes ven con muy buenos ojos.

Los portugueses lo están tratando de colocar en España con Granada, a ver si le ayuda a Memo Ochoa a que le metan menos goles, con el Espanyol o incluso para volver a la Real Sociedad.

Como piden una lanota por su pase completo, lo más probable es que lo terminen prestando y yo no descartaría que hubiera algún equipo en México que pudiera ofrecer algo más que estos españoles que normalmente tienen broncas con los euros.

El 'Jefe'... de las excusas

El que sigue desvariando es Tomás Boy, quien nos salió una vez más a explicar que el árbitro no hizo su chamba y que el rival no hace nada.

"Lo único que me dejó mal es esta forma increíble de arbitrar", afirmó el "Jefe" queriendo desviar la atención por la falta de triunfos de su equipo para rematar diciendo que Querétaro fue un rival que "sólo trabaja duro, que se tira atrás".

No sé si a los aficionados de La Máquina les pase lo mismo, pero a mí me encantaría que el entrenador explicara por qué pone a jugadores en posiciones que no son las suyas, por qué no puede ganar su equipo con todo y el plantelote que se carga, por qué sus cambios no funcionan o por qué su equipo no es capaz de aprovechar una expulsión del equipo rival.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios