viernes, 19 de agosto de 2016

Columna San Cadilla Norte - 19 Agosto 2016

Anuncios
Al rato deciden

Quééé lindos son los fines de semana, y más cuando amamos el futbol. ¡A poco no!, es viernes y hueles y hueles partidos, desde el viernes botanero hasta el de los domingos a las 6 de la tarde.

Bueno, pues hoy inicia la jornada y en los equipos regios hay dudas que ni ellos mismos saben qué pasará.

Las lesiones leves que los mantienen en duda son las de Jonathan Emmanuel Orozco Domínguez y de André-Pierre Christian Gignac.

Ahorita en la mañana les harán la evaluación y rápido les contaré por Twitter el resultado de ambos. Aguántenme un tantito y se los comento en la cuenta de @SancadillaNorte.

Por un lado, Emmanuel Domínguez sí está para jugar. Sé que el meta regio puede parar, está listo, pero no será él quien decida, sino Antonio, todo en base al reporte que está por darle el cuerpo médico.

"Jona está para jugar. Él lo dijo aquí en el entrenamiento y él quiere. Tiene todo, pero si sale algo malo, no lo pondrán", me contó ayer quien me informa en el club.

Lo que sí, es que esto cambia los planes. Antonio tenía en mente mandar a la tribuna a Alexander Domínguez, pero ante esta lesión, ya no sé. Si juega Jona, tal vez ponga al ecuatoriano en la banca, por aquello de las dudas. Eso está en veremos.

En el caso del francés Christian, me contaron que tiene una leve dolencia en la parte abdominal, pero...

"El caso está bien claro. Eso que le duele no lo va a dejar fuera. Es decir, él juega con eso y con más. No se quiere perder nada.

"Aquí la cosa es que 'Tuca', por su filosofía, no mete a jugadores que no están al 100. Ésa es la duda, puede que el que decida no sea el propio técnico, así es él", fue la clara explicación del Judas Felino.

Al rato les cuento en Sanca-Twitter.

Ojo, César...

El morrillo César Montes, a quien mi amigo Gerardo le dice el "Chiclosito", tuvo un problema en el ojo. Es falso que perdió la vista. Ya está bien, pero también es duda. Hoy será evaluado.

Bueno, pues no es eso lo que les quiero contar de él. Le puse de inicio "Ojo, César...", no por su ojo malo, sino para que presten atención a lo siguiente.

Los visores del Manchester United no sólo vinieron a México a hacerle marca personal a Hirving Lozano, ése gran jugador de los Tuzos campeones (ups, perdón por recordarlo).

Me contaron que ahora que los Red Devils le siguieron los pasos al "Chucky", aprovecharon la visita al País para darse la vuelta por otros estadios, en los que observaron al Monterrey, entre otros. América, Cruz Azul y León, fueron los otros tres.

Bueno, pues les cuento, y así me lo confirmaron, de Rayados el foco fue Cesarín, y no el hijo de César Costa en "Papá Soltero", sino el hijo del señor Montes y la señora Castro.

Ojo, César: púlete, púlete, m'hijo, porque ya te echaron un ojo los Red Devils.

Tal vez te hicieron "mal de ojo", y por eso lo de tu ojo.

PD: ¡Aaah, cuánto ojo, chinga'o!

A'i viene Calerito

Y ya que hablamos del Pachuca, hoy llega a Monterrey, sí, esos Tuzos que no hace mucho hicieron llorar a más de 50 mil en el BBVA.

Con ellos viene una estrella que comienza a nacer. Me refiero a Juan Calero, hijo del fallecido ex portero Miguel Calero.

Para los que no estén enterados, les digo que el delantero de 18 años marcó un doblete en el triunfo 3-0 de los Tuzos sobre Pumas, logro que dio paso a un regaño de un contrario.

Al marcar su primer gol, el segundo para su equipo, Calero corrió a la tribuna donde estaba la porra auriazul y se puso las manos detrás de las orejas, en señal de escuchar la reacción de los aficionados felinos.

Tras la acción y felicitación de sus compañeros, Juan se enfiló a su lado del campo y, en ese trayecto, Alfredo Saldívar, portero de Pumas que estaba en la banda calentando, se le acercó y le pidió serenidad en cuanto a sus celebraciones, pues a su juicio el festejo había pasado a la burla.

No sé si el comentario surgió efecto, pues para el segundo tanto, el atacante corrió a celebrar a un lado donde había más seguidores Tuzos.

Bueno, pues les cuento que ese morro de 18 años de edad tiene un talento enorme.

18 años y ya debutó.

18 años y ya lleva dos goles en su temporada de debut.

18 años y ya es la mayor promesa del futbol mexicano para esa posición.

Véanlo mañana en el Uni. Es el hijo de Miguel Calero, aquel que se coronó dos veces en el Uni y que hizo llorar a más de 40 mil.

PD: Perdón por recordárselas, queridos Tigres.

'No pasa nada'

El miércoles, los amateurs "Emiratos Árabes Unidos" les recetaron tremendo ridículo y humillación a los Rayados, siendo ése el primer triunfo en la historia de un panameño en tierras mexicanas en torneos de la Conca.

Así de ridículo fue el que hizo La Pandilla, en serio, pero...

"No pasa nada", así, sí, así me dijo anoche mi Judas cuando hablé con él.

"¿Crees que alguien sufrió ayer?", me preguntó con cierta risa refiriéndose al entrenamiento en El Barrial.

Si la afición (toda, de todos los equipos) no entiende todavía que es el hincha el que sufre más, pues a'i muere.

Ellos ganan lana y no sufren tanto.

Ustedes pagan y sufren más.

¿Así o más claro, inches hinchas?

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios