lunes, 29 de agosto de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 29 Agosto 2016

Anuncios
Cuando el río suena ...

Nada bien cayó la derrota en el Clásico Nacional ante Chivas en las altas esferas del América, y no me refiero a los presidentes Ricardo Peláez y Pepe Romano.

Hablo de la gente que toma decisiones drásticas y que incluso puede borrar de un plumazo al técnico Nacho Ambriz, o a quien se le ponga enfrente, si no considera que se están cumpliendo los objetivos del centenario, que son ganarlo todo.

No es por echarle leña al fuego, pero no es lo mismo ganarle a equipos de la División de Ascenso que a los clubes del Máximo Circuito.

Parece que un partido no moverá a Ambriz del banquillo del América, pero las Águilas no ganan en la Liga desde la Fecha 2 y ha habido muchas dudas en el planteamiento de los partidos.

Por ahí anda sonando que los altos jefes ya están armando el plan "B" porque, si no hay un repunte después de la fecha FIFA...aguas.

Hay mucha gente que codicia el puesto de Ambriz y para vender candidatos, los promotores se pintan solos.

Nada nos debe de extrañar en el América.

Les recuerdo que hace unos años al timón del equipo llegó un técnico que designó el dueño del equipo y al entonces presidente, Michel Bauer, le cayó como bomba, pero al final tuvo que hacer entripado y tomar té de ajo y agua, y que no me digan lo contrario, porque el día de la presentación estaba con el rostro desencajado.

Le lloran al Divo

La muerte del "Divo de Juárez", Juan Gabriel, les afectó, y gacho, a algunos equipos del futbol mexicano.

El día de ayer no sólo fue triste para el mundo del espectáculo, también lo fue para el deporte.

Apenas se dio la lamentable noticia y varios clubes de la Liga MX lloraron a moco tendido su partida.

Tal fue el impacto, que en los partidos de Jaguares-Puebla y Santos-León hasta le guardaron un minuto de silencio al gran compositor y cantante.

Y, ¿cómo no? Pues se nos fue un grande de la música mexicana.

Pero la neta, el detalle de la jornada se lo llevaron los Jaguares, que al medio tiempo de su compromiso pusieron esa canción tan llegadora de "Querida", que hasta provocó que el público se pusiera a cantar, como si fuera una porra.

Y en lugar de quitarla para reanudar el partido, el árbitro Erick Yair Miranda, la dejó hasta terminar, un buen detalle para la memoria del Divo.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios