miércoles, 14 de septiembre de 2016

Columna San Cadilla Mural - 14 Septiembre 2016

Versero prevenido

Mucha inquietud causó la noche del lunes la versión que manejaron algunos medios en Colombia sobre el interés por tener a Don "7-0" Juan Carlos Osorio de regreso en aquella Liga.

Concretamente, con el Atlético Nacional de Medellín, equipo en el que escribió su pasaje más exitoso como técnico.

Acuérdense que "Don Libretitas" tenía cero experiencia en Selecciones, hasta que a las mentes brillantes de Memito Cantú y Santiaguito Baños se les ocurrió ponerlo al frente del Tri.

Lo que ha pasado después ya se lo saben.

Un aparente paso arrollador ante rivales endebles del área, los altibajos en la Copa América y la tan mencionada noche trágica ante los chilenos.

Las grises actuaciones ante El Salvador y Honduras incrementaron las dudas en el entorno, la desconfianza de los jugadores y la de él mismo respecto a su proceso.

En un intento por apagar los rumores de que Osorio ya se iba a ir a la Verdolaga (no se espanten, así les dicen a los del Atlético Nacional, no crean que ando de llevado), ayer Decio de María declaró que Don Versero está comprometido y para nada les dejará tirada la chamba.

No, pues sí, dirán algunos.

Tan comprometido como lo estaba con el Chicago Fire en 2007 y lo abandonó a los cinco meses para irse con los NY Red Bulls, también de la MLS.

Tan comprometido como cuando dejó al Once Caldas, con el que acababa de ser campeón, para ganar un poco más de sueldo en el Puebla y probar suerte en la Liga MX.

Tan comprometido como lo estuvo con el Sao Paulo. al que también le dejó tirada la chamba, curiosamente también cinco meses después de haber sido nombrado, para negociar con Cantú y Baños al mismo tiempo que dirigía a los paulistas.

Pero acá está su fina servilleta les para contarles lo que realmente pasó con el nuevo coqueteo verdolaga.

Resulta que, apachurrado por los abucheos que recibió en el Estadio Azteca, Osorio viajó a su país para calmar la mente y encontrar la paz que parece ya estará canijo que tenga.

Quizá previendo que la presión en México era fuerte para que lo cesaran, los del Atlético Nacional le llamaron para saludarlo y animarlo.

De paso, ante la crisis y mal paso que hoy viven en el torneo local con Reinaldo Rueda como DT, le soltaron directa la invitación.

"Oiga, don Juan Carlos, si la cosa se le pone berraca (canija) allá con los mexicanos, ¿no le agradaría volver acá con nosotros? Hágale, hombre, que acá es su casa y lo sabe, pues".

Me cuentan que el señor "7-0" no les dijo que no, sino todo lo contrario, pero les pidió tiempo si es que acá en el arranque del Hexagonal no levanta.

Bien dice un dicho colombiano: "Se conoce al viajero por sus maletas".

Refuerzos de otro lado

Ayer les platicaba que en diciembre habrá cambios en el Atlas.

No muchos, porque no hay mucha lana, pero así como ya le pusieron la cruz a los suplentes que ayer les comenté, también tienen trabajando a su equipo de inteligencia deportiva para reforzar al menos el ataque y la media cancha.

No sólo contemplan del mercado local o de Sudamérica, sino hasta del asiático.

Ya han visto a un par de coreanos que estuvieron en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y que le ganaron a México.

Me dijeron el nombre de los atacantes, nomás que, para serles sincero, no me acuerdo de sus nombres.

Conociendo las contrataciones atlistas de nombres y apellidos como Pena, Achucarro, Puerari y Parodi, no duden que éstos nuevos se llamen She-Chin-Jou o Sho-Chi-Fayo.

Y hablando de refuerzos, muchos se preguntan por qué a Jefferson Duque no lo mandan a la banca y le dan chance al paraguayo Luis Caballero.

Imagínense cómo andará la cosa que lo ven peor que al colombiano. Aún así anda metiendo goles en la Sub 20.

Ojalá que ya le vean mejoría pronto porque al primer equipo le urge.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios