domingo, 18 de septiembre de 2016

Columna San Cadilla Mural - 18 Septiembre 2016

Cruzazuleo y malas vibras

La RAE aún no acepta el término y comunicó que ni siquiera está en proceso de estudio, pero así como hace poco las palabras "selfie" y "hashtag" fueron incluidas, la acción de hacer las cosas como el Cruz Azul por lo menos ya comienza a afianzarse en el vocabulario de los mexicanos.

Lo que sucedió la semana pasada en el Cruz Azul-América, en el que La Máquina dejó ir una ventaja de 3-0 y terminó perdiendo 4-3, no lo hubiera imaginado el más positivo americanista ni el más escéptico cementero, pero así fue. Una vez más, la cruzazuleó.

¿Qué explicación tendrá esta manera de perder?, ¿a qué se le puede atribuir esta desconcentración de los jugadores en momentos clave cuando tienen todo a su favor?

SALADOS

¿Y si después de aquella Final del Invierno 97, en la que, ensangrentado, Carlos Hermosillo convirtió el penalti que le dio a La Máquina su último campeonato de Liga le cayó una maldición?

¿Será brujería o simplemente pésimos manejos de directivos y nula planeación para contratar refuerzos?

Ángeles Ezcurra podría sonar como alguien ajeno al futbol, pero no lo es.

Se trata de una sanadora que pudo tener la solución para acabar con la malaria celeste, aunque finalmente la directiva del Cruz Azul no contrató sus servicios, pues prefería evitar múltiples críticas.

En 2009, Ezcurra, de nacionalidad argentina, radicaba en México y fue contactada por gente del Cruz Azul, harta tal vez de ver cómo año tras año su equipo acumulaba fracasos, independientemente del equipo o el técnico con el que contara.

La armonizadora espiritual confesó que fue contactada para ofrecer sus servicios de sanación, así que se disponía a hacerle una limpia al Estadio Azul, pero finalmente todo quedó en una intención.

"Un día, en México, una mujer con gafete del Cruz Azul me visitó, me dijo que se llamaba Adela y que en el equipo estaban interesados en que les hiciera un trabajo de sanación", contó Ezcurra en una entrevista en 2009.

"Después, un directivo me mandó un correo diciéndome que pronto nos entrevistaríamos, sólo que una televisora y un diario deportivo informaron mal, dijeron cosas falsas y los directivos negaron el asunto. Después me dijeron que ya no buscarían mis servicios. Acabo de regresar de Argentina y me entero que el equipo sigue perdiendo Finales".

La eficacia de su trabajo puede ponerse en tela de juicio, pero antes otros clubes contrataron sus servicios.

A mediados de los 90, Mauricio Macri asumió la presidencia del Boca Juniors y contrató los servicios de la sanadora.

Durante la gestión del ahora Presidente de Argentina, los Xeneizes vivieron sus mejores años, pues ganaron cuatro títulos de Ligas, tres de Copa Libertadores y dos de la Copa Intercontinental.

En contra parte, los celeste han acumulado ocho finales perdidas desde su último triunfo. Su malaria comenzó en el Invierno 1999, con aquel gol de oro del "Hueso" Glaría; continuó cuando un par de años perdieron la Final de la Libertadores, precisamente ante Boca Juniors.

La lista siguió creciendo con la derrota ante Santos en el Clausura 2008, un descalabro en la Final de la Liga de Campeones de la Concacaf ante el Atlante en el 2009, y quizá a partir de ahí las cruzazueladas comenzaron a manifestarse con mayor escándalo.

Como cuando perdieron la Final ante Toluca, en penales, en el Apertura 2008, perdieron una ventaja en la Final ante Monterrey en el Apertura 2009, otra Final más de Concacaf ante el Pachuca y finalmente, la tesis de las "cruzazuleadas", la Final en el Clausura 2013, cuando perdieron ante el América una ventaja de 2-0 y en penales le dieron el título a las Águilas.

Así la muestra de que el Cruz Azul sigue cosechando fracasos y las burlas por cada mal resultado se reinventan, al grado de que el término cruzazulear se ha convertido en una palabra de uso cotidiano.

LA MAMÁ DE CARRILLO

Con tal de tener resultados positivos, varios entrenadores se agarran de donde sea y recurren a sanadoras o espiritistas, aunque no está bien visto en el medio.

María Antonieta Márquez, mejor conocida como "Mamá Toña", decía que la energía y las vibras tienen un gran poder, por lo que un entrenador basó sus decisiones deportivas en estas creencias.

Mario Carrillo se hizo famoso por sus ademanes mientras dirigía y su cercanía con esta "doctora", como él la denominó, aunque su relación con ella pudo ser su boleto de salida de la UNAM en 2012. La directiva no estaba de acuerdo con la idea de tener cerca del equipo a "Mamá Toña" y Carillo, desde entonces, no ha vuelto a dirigir.

Cuando dirigía al Puebla, el "Capello" cepilló al central Joaquín Velázquez por una actitud negativa, decisión que fue influenciada por la espiritista. Además, en su etapa con los Tigres, habría armado una lista de transferibles que en realidad definió la sanadora. En ese listado estaban nombres como los de Rolando Zárate, Mario Méndez y "Chamagol" González.

Los Pumas significaron la última aparición de Carrillo y "Mamá Toña". El técnico mandó a la banca y luego no concentró a jugadores estelares como Martín Romagnoli o Emanuel Villa.

"Sí hice sesiones, la traje y la llevé al hotel donde me encontraba, a mí me cuesta una fortuna, porque es una señora preparada, que además tiene hijos mayores y a ellos les afecta, porque le dicen 'Mamá Toña'", comentó Carrillo sobre su relación con la espiritista.

DRAGONES Y FENG SHUI

Otro técnico que quiso innovar con el uso de métodos ajenos al trabajo de cancha para obtener resultados fue Ricardo La Volpe.

En 2005, el entonces técnico de la Selección sorprendió con sus infaltables corbatas de dragones, las cuales usaba por recomendación de Caty Camacho, una arquitecta en Feng Shui, a quien hizo casi un auxiliar de su cuerpo técnico.

"Un día en la Copa América de Perú nos puso a jadear como perros que porque los perros así sacaban las malas vibras", narró en su cuenta de Twitter Jesús Arellano, uno de los mundialistas en 2006, sobre las rutinas de trabajo del argentino.

"Un día, con una chamana o algo así, nos llevaron a las pirámides de México disque a recargar energías. Jajaja y estábamos como weyes soplando hacia el sur y el norte con los ojos cerrados".

Las Chivas también le entraron a la moda del Feng Shui, pues Jorge Vergara llegó a asesorarse con la consultora en bioenergía Ana Mejía, previo a la construcción del ahora Estadio Chivas.

Luego de los fracasos de recientemente ha cosechado el Cruz Azul queda la duda de qué pasará primero, si la RAE acepta el término "cruzazulear" o si antes llega una espiritista a hacerles una limpia.

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios