viernes, 23 de septiembre de 2016

Columna San Cadilla Mural - 23 Septiembre 2016

Duro y tupido

Con los últimos resultados nuevamente Gustavo Guzmán está sintiendo lo duro y lo tupido por parte de la Fiel.

Luego de que Pumas jugó con Atlas, los aficionados le gritaron de todo a escasos metros del palco donde estaba el presidente con Alberto de la Torre.

Los dirigentes no tienen pensado mover ni un centímetro a José Guadalupe Cruz, primero porque no tienen lana, segundo porque no habría a quién agarrar y tercero porque creen que es la mejor opción para un plantel limitado y darle juego a las Fuerzas Básicas.

Lo que sí puede suceder, si caen ante Monterrey mañana, es que vengan medidas contra los jugadores y que Guzmán, ahora sí, se venga a vivir a Guadalajara, o por lo menos se pase más días en la Perla Tapatía.

No quiero alarmarlos, pero ¿ya vieron cómo anda el descenso para el 2018?

El mismo 'renovado'

Pues ayer Ricardo Peláez nos presentó al nuevo, renovado, evolucionado y bonachón Ricardo La Volpe como entrenador del América y el argemex nos demostró una vez más, en sólo 30 minutos, que sigue siendo el mismo déspota, ególatra, que no escucha y responde lo que no se le pregunta.

Con frases dirigidas a los reporteros como "espero que lo escuches", "me extraña de vos", "no te equivoques", o preguntando a otro "¿llegaste recién?" para darle a entender que ya había respondido a un cuestionamiento, dejó claro que su relación con los medios seguirá siendo complicada, como toda la vida.

Y aunque trató de darle su lugar a los jugadores, tampoco pudo contenerse del yo-yo al hablar de cuando pasó caminando el Hexagonal o los puntos que él hizo con Boca.

Para cerrar la conferencia le cuestionaron a los directivos si podría salir en diciembre el Bigotón, pero el entrenador no lo dejó responder, le quitó el micrófono asegurando que siempre en su carrera se ha hecho a un lado cuando no han llegado los resultados, lo cual es una mentira, sonrió ante todos y les ordenó a sus jefazos "es todo, ¿no?", para levantarse, hacer que sus directivos hicieran lo mismo y luego tomarse la foto.

Creo que está claro quién tomará el control de la situación y si alguien se pregunta cómo es que convenció a José Romano y a Peláez, lo que pasa es que La Volpe enamora a cualquiera en una mesa, con los saleros, los vasos y los sobrecitos de azúcar, pero ya cuando se ve rebasado en el protagonismo es cuando llegan los problemas.

En fin, no se necesita ser brujo para saber cómo acabará esto, de seguro el América mejorará su forma de juego, no descarten incluso que llegue el equipo a una Final, pero les garantizo que con alguien se peleará y casi seguro saldrá del equipo por cosas extra futbol.

Ah, y ya por último quiero aclarar que es mentira que el podólogo del América haya renunciado y se haya llevado todas las toallas.

Lesión mental

El miércoles les platicaba que Carlos Peña ya debería de empezar a hacer maletas porque en diciembre van a tratar de colocarlo en otro equipo.

En los últimos dos partidos el "Gullit" ha ido a la tribuna quesque por un problema en la espalda y para el duelo de hoy ni siquiera viajó.

Lo extraño es que ha estado entrenando prácticamente normal y en el interior del equipo sospechan que si tiene una lesión es por andar practicando su deporte favorito: levantamiento de tarro.

A nivel personal tampoco pasa por un buen momento, pues su pareja lo mandó a volar y si ya de por sí se daba permisos para hacer y deshacer fuera de la cancha, imagínense ahora.

Esto no ha pasado desapercibido para Matías Almeyda, quien lo tiene más borrado que pizarrón de escuela primaria pública y el miércoles habló laaargo y tendido con él.

Yo ya les he dicho, su problema no es para tomarlo a la ligera y ojalá lo ayuden en el club, al menos el tiempo que lo tengan, porque ya después eliminar eso cuando ya es enfermedad no es sencillo.

Claro, por lo pronto la directiva lo menos que hará es hablar mal del camello, si no ¿cómo lo vende?

Mail: san.cadilla@mural.com
Anuncios