viernes, 30 de septiembre de 2016

Columna San Cadilla Norte - 30 Septiembre 2016

Malbaratado

Se lo he escuchado muchas veces a Roberto Gómez Junco y a otros más, y esta vez parece que les quedó como anillo al dedo.

Verdaderamente "moleghísimo" parece este Tri. Aunque hay nombres buenos como Gio Dos Santos, que pasa por buen momento; Hugo Ayala, que está en su mejor nivel en Tigres; los tuzos "Chucky" Lozano y Érick Gutiérrez y el PanzaVerde Elías Hernández, hay otros que no te explicas.

Hedgardo Marín, Adrián Aldrete, Jordan Silva, "Macue" Robles, Ángel Sepúlveda y Alan Pulido, entre otros, son jugadores que no digo que son malos, no, para nada, pero ¿para vestir la camiseta del Tri previo al Hexagonal Final?

Dos ejemplos son Silva, del Toluca, y Alanís, de las Chivísimas Rayadas del Guadalajara, quienes han jugado CERO, sí, CEEERO minutos en el torneo... ¡y los llaman!

Alan tiene calidad, pero con Chivas ha mostrado lo mismo que Andy Delort en Tigres, salvo que el ex felino lleva un gol y muchos más minutos jugados (pa'l caso, ambos no han mostrado nada).

"Macue" y los otros no son malos, para nada, pero regreso a las palabras de Roberto y algunos más: "Al Tri deben ir los mejores. El Tri no debe ser para probar jugadores".

"Moleghísimo", diría Ghicaghdo.

Cardona

Una vez calmada la tormenta, puede que salga el sol.

No sé si ése sea un dicho o no, pero puede que se haga efectivo este sábado ante el América.

El tan criticado por un 90% de la afición, el cuestionado por el mismo porcentaje de gente y quien ha mostrado ciertas indisciplinas está cerca de comenzar el alza de su vuelo.

Me refiero a Edwin Cardona. ¿Que por qué puedo yo decir eso si he escrito más cosas negativas que positivas de él en este torneo?

Sí, en esta temporada han sido más negativas, como lo fueron más positivas en su primer año de juego en este equipo.

Cuando le decía "Crackdona", cuando decía que era una delicia verlo jugar, cuando se pasaban estas línea en elogios y alabanzas, ahí nadie chistaba, ¿por qué?, pues porque era la verdad, sólo describía lo que veía y contaba lo que me enteraba.

¿Hoy?, hoy hago lo mismo. Describo lo que veo y cuento lo que me entero, sólo que esta narración es algo distinta a la otra.

Nadie tiene nada contra él, como tampoco tuvimos a favor cuando -casi casi- le ponía casa en el mejor sector de San Pedro y un departamento en Miami, al lado del corrupto de Carlos Hurtado, el capo de los promotores y casi casi presidente de La Máquina Cementera de la Cruz Azul.

¿Que a qué voy con esto?, pues que ayer hablé con mi Judas Pandi, el mismo que me contó todo lo que les platiqué, y me dijo que sabe que Cardona este sábado responderá.

Yo, por mí mismo, por mí solo, no podría decirlo porque no lo veo y no hablo con él, pero él sí, pues si bien no ha sido su torneo, me dice que viene su despegue.

"No tengo algo físico para comprobártelo, pero esto le va a ayudar a él (a Edwin), y este sábado lo veremos. Velo de manera positiva, de mí te acuerdas", me dijo.

En verdad, ni cuando le decía yo "Crackdona" y le ponía casa en San Antonio la temporada pasada lo amaba, y ni ahora que exhibo lo flojo que anda lo odio.

El aficionado debe entender que aquí no hay sentimientos, sólo reflejos del momento de los jugadores.

André-Pierre Gignac ha sido el astro desde que llegó, muy por encima de la media de nuestro futbol, y así lo han leído aquí y en casi todas partes (menos de la boca del "Ruso" Brailovsky), y ahora que tiene 5 juegos jugando a poco y nada, también lo hemos dicho.

Ni amo al francés cuando le digo crack ni lo odio ahora que he puesto que anda más bajo que el peso mexicano. Ojalá algún día lo entiendan esto los lectores.

A los enfermos no les pido eso, pues es imposible que lo hagan. Para ellos sólo existe su equipo, y si al rival -con justificada razón- lo ensalzas te critican. Su fanatismo no les permite ver algo bueno del otro.

PD: Triste enfermedad.

Horas más tarde

Era obvio que en el Club Monterrey iban a ver "no bien" lo que ayer les conté de Edwin Cardona.

Ayer les dije que tengo detalles a morir. Hasta de alguien que ya despidieron por todo lo que pasó, pero en eso no me meto.

Yo escribí de la indisciplina y problema que se le avecina al jugador por un gafete, por un auto, por el Hípico La Silla, por llamadas que hubo (¿le sigo?), mejor no.

Luis Miguel ayer declaró que es mentira que el jugador se haya salido, y no juzgo su declaración. No me molesta. Cada quien es libre de informar y la respeto.

La defensa de Luis es que el jugador nunca se salió, pero también habla de una hora de llegada que no es.

Pasadas las 7 PM, Cardona estaba por el rumbo del Hípico La Silla, en la Carretera Nacional, y al hotel de concentración, al que debía llegar como máximo a las 9 PM, no llegó. Si eso no es indisciplina al llegar más tarde, entonces no sé.

Amigos del Club, es muy lindo acomodar los hechos. "No se salió", ok, claro, "pues en horas de concentración no estaba aún ahí".

Y otro ejemplo de contradicciones: al mediodía, el aún presidente Rayado declaró en el programa del Willy que sí había egos en el vestidor... y 5 horas y media después, que no.

Y así le puedo seguir con eso, pero -insisto- cada quien habla de la información que tiene. Aprendí a informar y ya cada quien es libre de decidir si cree o no. El historial de la directiva nos habla de modificar hechos para ocultar indisciplinas. Si quiere seguir negándolo, seguiremos sacando más detalles. La bola está de su parte.

No juzgo y respeto lo que Luis Miguel dijo, pero viendo que a las 12:30 dijo que sí hay egos y a las 18:00 horas que no, pues...

Cada quien saque sus conclusiones. Les anticipé que llegaría la negación.

PD: ¿Le seguimos, Luis?

Pronósticos

Tigres perderá su primer partido del torneo cuando juegue el sábado en PanzaVerdelandia.

Pandilla ganará tres puntos de oro cuando reciba al Ame del odioso, altivo y engreído Ricardo La Volpe.

PD: Con un Cardona recuperado... al menos eso me dijo mi Judas.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios