viernes, 16 de septiembre de 2016

Columna San Cadilla Reforma - 16 Septiembre 2016

Pobre Memo...

A quien le llueve sobre mojado es a Guillermo Vázquez.

Diiicen que al desempleado técnico está por caerle todo el peso de la ley, porque perdió una demanda por despido injustificado.

Ya les había contado que a Memo y a José Luis Salgado se les ocurrió asociarse para poner una escuela de futbol en Temixco, Morelos, proyecto que marchaba bien hasta que despidieron a uno de sus empleados, quien reclamó ante la justicia algo así como medio millón de pesos.

Relatan que Vázquez ya se había salvado, porque primero se torcieron a otro de sus socios, a quien embargaron una casita, peeero como era de interés social, pues no cubrió el adeudo.

Así que según dicta la ley, el siguiente paso es que el demandante se vaya sobre los bienes de Memo, por lo que no se sorprendan si uno de estos días se lo topan en el metrobús.

Una 'Loca' conexión

Javier Torrente tenía más de pie y medio en el futbol mexicano desde que el mismísimo Marcelo Bielsa lo recomendó.

Resulta que la llegada del técnico argentino al León no fue obra de la casualidad, ya que es bien sabida la estupenda relación que tiene Grupo Pachuca con "El Loco", quien en su momento les sugirió contratar a Pablo Marini (hoy en el Veracruz), y quien ahora fue fundamental para que La Fiera hallara a quién poner luego de darle gas a Luis Fernando Tena.

Torrente ha sido auxiliar de Bielsa durante más de una década y en su currículum está el trabajo en el Atlas, en donde trabajó con jugadores como Pável Pardo y Jared Borgetti; el Vélez Sarsfield, Espanyol, la Selección de Argentina y apenas el Marsella.

Para nadie es un secreto que el grupo de Chucho Martínez fue el principal promotor de la llegada de Bielsa al Tri y no se agüitó con el "no" que dio "El Loco" porque la relación se mantiene igual de estrecha, a tal grado que vean quién es el técnico del León.

Revés arbitral

Lo que les conté hace unas semanas que los árbitros que demandaron a la FMF no querían que pasara, pues ya pasó: tendrán que "jugar como visitantes" por lo que queda de su pleito contra el organismo.

No por esto fue menos doloroso el trancazo para los silbantes, al enterarse de que, a poco más de un año de que comenzó el pleito legal por despido injustificado, ahora la Junta de Conciliación y Arbitraje de Morelos se declaró incompetente para llevar el caso.

Por supuesto que tanto árbitros como asistentes no se quedarán cruzados de brazos, ya que temen que, en caso de que el conflicto venga a dar a la Ciudad de México, haya por ahí "mano negra" para torcérselos.

Por lo pronto interpondrán un amparo, intentando que el litigio se quede en Morelos, y en caso de que los bateen, tienen como plan B llevarlo a Toluca, aprovechando que la Fede ya opera allá.

Este melodrama todavía promete muchos faules y juego brusco grave.

Mail: san.cadilla@reforma.com
Anuncios