lunes, 5 de septiembre de 2016

¿Qué importa la táctica?

Anuncios
Por: Mario Castillejos (05-septiembre-2015)

Luis Aragonés tomó la selección española cuando tenía 66 años, luego lo relevó Vicente del Bosque que en ese entonces tenía 58 y Julen Lopetegui, que hoy se estrena en partido oficial con la absoluta, acaba de cumplir 50.

Como jugador, Julen tuvo una carrera con más pasajes bajos que altos. Formado en la cantera de la Real Sociedad, sólo llegó a jugar en el filial de Segunda División B, porque en el primer equipo estaba bloqueado por arqueros de la talla de Arconada, González Vázquez y Elduayen.

En 1985 fichó con el Real Madrid para integrar su filial, el Castilla, hasta que en 1989 llegó al equipo estelar como tercer portero, donde apenas tuvo minutos.

Y después de vivir su mejor momento con el Logroñés, el Barcelona lo contrató, pero volvió a sucumbir por su irregularidad, abandonado en 1997 la institución por la puerta de atrás.

En el 2002 colgó las botas con el Rayo Vallecano. Y no fue sino hasta el 2006 que Lopetegui volvió a las primeras planas cuando trabajando como comentarista en el canal de televisión La Sexta para el Mundial de Alemania, en su debut sufrió un desvanecimiento al aire.

Al finalizar la justa mundialista pasó a ser jefe de visores del Real Madrid y al año fue nombrado entrenador del Real Madrid Castilla, desvinculándose del club un año después. Entre agosto del 2010 y mayo del 2014, la Real Federación Española de Futbol le otorgó el cargo de seleccionador Sub 19 y Sub 21, ganado los títulos de las Euros Sub 19 en Estonia 2012 y Sub 21 en Israel 2013.

En mayo del 2014 se convirtió en entrenador del FC Oporto, donde no logró ganar ningún título, siendo destituido en la segunda temporada con el equipo en tercer lugar.

Sin duda que su trabajo en las selecciones juveniles fue lo que valió para ser nombrado entrenador de la absoluta.

Y en medio de una crisis de identidad que arrastra la selección española desde el 2014, les comparto algunos extractos de la entrevista que le realizó el periodista Diego Torres para el diario El País:

"No creo en los dibujos. Lo importante es cómo interpreten los jugadores el sistema. El 4-3-3 o el 4-5-1 por sí mismo no dice nada, pero los conceptos defensivos u ofensivos, y cómo los interpretan, es lo verdaderamente importante y no el dibujo táctico".

"Debemos mezclar posesión, amplitud y profundidad, dependiendo de dónde nos defienda el rival". "Que no se gane todo no significa que estemos tan mal, del mismo modo que antes tampoco estábamos tan bien. El fútbol no es así, los entrenadores entendemos cómo funciona esto. La línea entre ganar o perder no divide necesariamente a lo que está bien de lo que está mal".

PD. Y acá nuestro amado Osorio y su "zona 14", "pases contextuales", "quinto cabeceador". La verborrea es al discurso lo que la halitosis al aliento. ¿No cree usted?

Lo escrito, escrito está. 
Anuncios