miércoles, 12 de octubre de 2016

Columna San Cadilla Norte - 12 Octubre 2016

Noticias

La buena: ya se acabó la mén... Fecha FIFA y regresa la añorada, extrañada y amada Liga MX.

La mala: falta un receso más por partidos del intrascendente, insulso y molero Tri. Éste será entre la fecha 16 y 17, a mediados de noviembre.

La peor: hoy no hay beisbol de las Grandes Ligas. Primer día sin beis, el deporte que nos ha tenido pegados a la tele, y no el mal llamado "equipo de todos".

Sí, si creían que el martirio de los fines de semana sin Liga se había acabado, pues no. Todavía falta que se aplace una jornada, y justo será la 17, cuando todos estemos en pleno cierre de torneo.

Qué manera de estar echando a perder el espectáculo del futbol. ¡Qué manera, me cae!

Presentar partidos de la Selección Nacional con bombos y platillos, como lo hacen la televisoras, ya es un insulto a la inteligencia y al buen gusto del aficionado mexicano.

No es exageración y sí es fuera de broma: ¡quién en su sano juicio se emociona si el Tri gana!

Si puse signos de admiración es porque lo estoy afirmando, y no preguntando, para quienes creen que debe ir lo anterior con los de interrogación.

Entiendo perfectamente el rol de las televisoras. Claro que lo entiendo, que venden los espacios y hacen programas previos a los juegos del Tri. Eso jamás lo cuestionaría porque sé que esto se mueve así.

Lo que sí digo es que pobre de ellos, tener que hacer previas hasta tres horas antes y entrevistar jugadores tan "x" y hablar de un partido que estuvo, créanme, no exagero, tan aburrido y mal jugado, como si fuera un juego de Segunda entre los lugares 11 y 13 de su división.

Es un verdadero insulto lo que hace Decio de María, la Comisión de Selecciones Nacionales y toda la FMF de programar esos partidos como el de ayer.

Y es peor insulto saber que hay paisanos en Estados Unidos que se emocionan, pagan un dineral por ir a ver el mugrero de espectáculo que les presentan y todavía gritan "¡goool!" cuando marcaron el intrascendente 1-0.

Mientras siga habiendo paisanos que compren mugrero, seguirá habiendo Decios que siga agarrando millones de dólares con palas industriales.

Ya le halló

El que ya le va hallando el caminito de la felicidad, es el señor Misael Espinoza.

El buen "Pelochas" se aventó dos buenas organizaciones de juegos del recuerdo aquí en Monterrey.

Hizo dos Clásicos Tigres-Rayados con excelentes entradas en ambos, generando una buena derrama de devaluados pesos mexicanos.

Bueno, pues al ver ese éxito, Misa se lanzó a Guadalajara a organizar ahora el Clásico Nacional de "viejitos", esto en un aforo mayor y con gente más exigente.

Si digo que es afición más exigente es porque allá no fácilmente se llenarían como aquí. Aquí compramos hasta tamales mal amarrados, y allá no tanto.

Bueno, pues me cuentan que como le ha ido bien al ex volante de La Pandilla del Cerro de La Silla, está pensando en un nuevo Clásico para la siguiente Fecha FIFA, la del 12 y 13 de noviembre, otra vez en Guadalajara.

La Ciudad no la podría yo asegurar. No quiero afirmar cosas que no son. Sólo digo que ya le halló al caminito y lo que sí es real, es que está pensando en su nuevo business con otro partido.

Y no sólo eso, también me cuenta un Judas Amigo que en su mente está llevar su espectáculo allende nuestras fronteras.

Sí, organizar clásicos del recuerdo en las tierras que Dios nos libre y no gobierne Donald Trump.

Pregunta: ¿por qué no organizaron así el de Walter Gaitán?

¿Les digo por qué?, porque creyeron que con darle toda la información a un medio iba a bastar. Quien lo organizó pensó que ese medio tendría penetración en la audiencia, y nunca supo que pocos lo ven.

Eso debe de quedar como enseñanza a los organizadores de eventos.

Missael, en ambos clásicos, se cansó de solicitar ayuda en la promoción, y al ver el interés, claro que comentábamos del juego, pues es un aporte para el espectáculo.

PD: Y a'i va Misa por más.

Y luego dicen que los regios

Bueno, luego de que se terminó ese partido que Misael organizó en Guadalajara, el ahora empresario les preparó comida y bebida gratis a todos los que jugaron.

No todos se apuntaron para la fiesta posterior, pero poco menos de 30 ex jugadores sí asistieron al "conbebio". Y los que sí la llevaron fueron los pobres meseros.

A'i tienen que los gordos y viejos jugadores se sentaron, pidieron su comida, se cansaron de pedir sus bebidas y los pobres e ilusos meseros en friega trayéndoles todo.

Sí, "ilusos" porque pensaron que con ese buen servicio los ex jugadores (no los conocieran) les iban a dejar algo de propina. Jajaja, hasta solté la carcajada.

Pues la novedad se dio al terminar, cuando todos empezaron a aplicar la graciosa huída y, ¿saben cuánto dejaron de propina?

Así es: ¡nada, ni un peso! Ahora sí que volvieron a sacar el cobre, tal cual como futbolistas.

PD: Y luego dicen que los codos estamos acá en Monterrey.

Mail: sancadilla@elnorte.com
Anuncios